August 25, 2018 / 4:15 AM / 3 months ago

Papa compara abusos sexuales y corrupción en la Iglesia con excrementos, según víctimas

DUBLÍN (Reuters) - El Papa Francisco se comprometió el sábado con el fin de la explotación sexual de niños por parte del clero, durante una visita a la otrora profundamente católica Irlanda y, según las víctimas, dijo que la corrupción y el encubrimiento de los abusos son similares al excremento humano.

El Papa Francisco durante un discurso en el Castillo de Dublín, en Irlanda, el 25 de agosto del 2018. REUTERS/Stefano Rellandini

En la primera visita papal al país en casi cuatro décadas, el pontífice usó un discurso en la recepción estatal para reconocer que es una vergüenza para la Iglesia no haber abordado estos “repugnantes” delitos, al tiempo que afirmó que buscará un mayor compromiso para eliminar este “flagelo”.

Más tarde, se reunió en privado en la embajada del Vaticano durante 90 minutos con ocho sobrevivientes de abusos clericales, religiosos e institucionales.

En un comunicado, los representantes del grupo “Hogares para Madres y Bebés” dijeron que Francisco condenó la corrupción y el encubrimiento en el seno de la Iglesia como “caca”, palabra que define los excrementos tanto en español como en italiano.

El comunicado indicó que después de que el religioso argentino utilizó la palabra, su traductor explicó que significaba “literalmente la porquería que se ve en el váter”.

Un portavoz del Vaticano declinó comentar los detalles sobre lo que se dijo en la reunión. Un funcionario de la Santa Sede indicó que no le sorprendería que el Papa hubiera usado esa palabra.

“Un encuentro muy potente, Escuchó con un interés genuino”, dijo Clodagh Malone, nacido en una casa con apoyo estatal para madres no casadas y que fue adoptado a las 10 semanas de edad.

El pontífice habló con anterioridad de forma pública sobre los abusos, asegurando que “no puedo dejar de reconocer el grave escándalo causado en Irlanda por el abuso de jóvenes por miembros de la Iglesia a los que se adjudica la responsabilidad de su protección y educación”.

Años de escándalos de abusos sexuales han afectado a la credibilidad de la Iglesia como un líder moral en Irlanda y han alejado a muchos de su seno. En los últimos tres años, los votantes irlandeses han aprobado el aborto y el matrimonio homosexual en referendos, en contra de los deseos de la jerarquía católica.

“El fracaso de las autoridades eclesiásticas -obispos, superiores religiosos, sacerdotes y otros- para abordar adecuadamente estos delitos repugnantes ha causado indignación y sigue siendo una fuente de dolor y vergüenza para la comunidad católica”, comentó.

POCA AFLUENCIA

Más de tres cuartas partes de la población irlandesa acudió a ver a Juan Pablo II en 1979, cuando el divorcio y los métodos anticonceptivos eran ilegales. Se espera que apenas una cuarta parte de esos 2,7 millones de personas que saludaron al religioso polaco acudan a recibir ahora a Francisco.

“La multitud es menor de lo que pensaba. Hay mucha gente, pero ni siquiera se acerca a lo que habría el Día de (San) Patricio”, afirmó Christy Moore, de 59 años, en referencia a la festividad nacional de Irlanda, mientras vendía banderas papales vestida con un gorro con la leyenda “Quiero al Papa Francisco”.

“Fue mucho más grande (en 1979). No hay tanto interés ahora”, agregó.

El primer ministro, Leo Varadkar, que se convirtió el año pasado en el primer líder irlandés abiertamente homosexual, dijo a Francisco que las heridas del abuso infantil siguen abiertas y que hay mucho por hacer para llevar justicia y sanación a las víctimas.

El dañino reporte conocido la semana pasada sobre abusos en el estado estadounidense de Pensilvania, que siguió a los escándalos en Australia y Chile, son trágicamente familiares para Irlanda, señaló Varadkar, agregando que ha llegado el tiempo de una Irlanda muy diferente para construir una nueva relación con la Iglesia.

“Santo Padre, le pido que use su cargo e influencias para asegurar que se hace esto en Irlanda y en todo el mundo”, comentó Varadkar. “Ahora debemos asegurarnos de que las palabras se convierten en acciones”.

Escrito por Padraic Halpin y Philip Pullella; reporte adicional de Conor Humphries, Graham Fahy y Hanna Rantala; editado en español por Ana Laura Mitidieri y Carlos Serrano

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below