September 8, 2018 / 6:55 PM / 2 months ago

Presidente de Colombia condiciona continuidad de negociación de paz con el ELN

El presidente de Colombia, Iván Duque, sale de un local de votación tras emitir su sufragio en el referendo de siete preguntas sobre medidas anticorrupción, en Bogotá, Colombia, el 26 de agosto de 2018. REUTERS/Carlos Julio Martinez/File Photo

BOGOTÁ (Reuters) - El presidente de Colombia, Iván Duque, dijo el sábado que no continuará la negociación de paz que inició su antecesor Juan Manuel Santos con el Ejército de Liberación Nacional (ELN) hasta que ese grupo guerrillero libere a todos los secuestrados y suspenda los ataques.

Aunque el mandatario, un abogado de 42 años experto en economía, celebró la reciente liberación de tres soldados que estaban en poder del ELN y dejó entrever la posibilidad de que otras personas recuperen la libertad en las próximas horas, mantuvo su posición de exigir al grupo rebelde la suspensión total de hostilidades como condición para dialogar.

“No se puede hablar de paz mientras se está apelando a la violencia como un mecanismo de presión al Estado y a la sociedad colombiana. Como Gobierno tenemos toda la voluntad, pero si y solo si hay un camino creíble y ese camino debe empezar por dar por terminadas todas las actividades criminales, empezando por la liberación de todos los secuestrados”, afirmó Duque.

El presidente aseguró que durante los 17 meses de negociación entre el ELN y el Gobierno anterior, el grupo guerrillero cometió 462 actividades criminales que dejaron 100 muertos, además de 148 ataques a la infraestructura petrolera y 16 secuestros.

“Es por eso que hasta que no se cumpla esa premisa, nosotros no vamos a designar a nadie para que se siente en esa mesa a tener ningún tipo de aproximación”, dijo Duque en un acto de Gobierno en el que se refirió a la evaluación que se hizo durante los últimos 30 días del proceso de paz con el grupo rebelde.

El ELN, fundado por sacerdotes católicos radicales y con unos 2.000 combatientes, mantiene una confrontación de más de medio siglo con las fuerzas del Estado, realizando ataques a militares, a la infraestructura económica, además de secuestros y extorsiones a civiles.

Aunque el grupo rebelde anunció su disposición de liberar a otros cuatro efectivos de las Fuerzas Armadas y a dos civiles privados de libertad en el selvático departamento del Chocó, no lo ha hecho aún, alegando que las operaciones militares ponen en riesgo la entrega de los rehenes a una misión humanitaria.

El conflicto armado de más de medio siglo con las FARC, el ELN y los escuadrones paramilitares ha dejado alrededor de 260.000 muertos y unos seis millones de desplazados. Si bien la intensidad del conflicto bajó con el acuerdo de paz entre el Gobierno y las FARC, aún hay presencia del ELN y de bandas criminales en varias regiones del país.

La no continuidad del diálogo de paz con el ELN podría provocar un incremento de los ataques del grupo rebelde a la infraestructura económica del país, principalmente a los oleoductos, así como un aumento de la ofensiva militar contra esa guerrilla, según fuentes de seguridad y analistas.

Reporte de Luis Jaime Acosta

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below