September 24, 2018 / 6:57 PM / a month ago

Unos 129 países se unen a compromiso para combatir las drogas promovido por Trump en ONU

NACIONES UNIDAS (Reuters) - Unos 129 países en Naciones Unidas firmaron el lunes un documento redactado por Estados Unidos para combatir el problema global de las drogas, considerado por el presidente Donald Trump como una amenaza a la seguridad nacional y a la salud pública.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, habla durante el evento especial "llamado a la acción sobre el problema mundial de las drogas"en el marco de la 73 Asamblea General de Naciones Unidas en Nueva York, EEUU, 24 de septiembre de 2018. REUTERS/Carlos Barria

Las naciones suscribieron el “llamado a la acción sobre el problema mundial de las drogas” de una página, en un evento similar al organizado por Trump el año pasado en la reunión anual de líderes mundiales en Nueva York enfocado en la reforma de la ONU.

Trump, que ha manifestado dudas sobre el valor de Naciones Unidas (ONU), observó el lunes que “el potencial (de la entidad) se está cumpliendo, lentamente pero con seguridad”.

Los países firmantes de la declaración no vinculante se comprometieron a desarrollar planes de acción para reducir la demanda por drogas ilícitas a través de la educación, la expansión de esfuerzos para tratamientos, el fortalecimiento de la cooperación nacional sobre justicia así como para la aplicación de leyes y políticas de salud y el recorte del suministro para frenar la producción.

“Si tomamos estos pasos juntos, podemos salvar las vidas de incontables personas en todas las esquinas del mundo”, dijo Trump en breves comentarios.

“Las drogas ilícitas están vinculadas al crimen organizado, a flujos financieros ilegales, corrupción y terrorismo. Es vital para la seguridad nacional y de salud pública que combatamos la adicción a las drogas y detengamos todas las formas de tráfico y contrabando que proveen de la capacidad financiera para despiadados carteles transnacionales”, argumentó.

Entre los países que no firmaron el documento figura Nueva Zelanda. La primera ministra neocelandesa, Jacinda Ardern, observó que Estados Unidos está particularmente enfocado en detener el uso de opioides.

“Tenemos varios desafíos que son bastante específicos a Nueva Zelanda y las drogas particulares que están presentes, pero también en tomar una postura de salud. Queremos hacer lo que funcione y por eso estamos usando una fuerte base de evidencias para hacerlo”, declaró Ardern a periodistas el domingo.

La adicción a los opioides es un creciente problema en Estados Unidos, especialmente en zona rurales. Según los Centros para el Control y Prevención de las Enfermedades, el año pasado los opioides estuvieron involucrados en más de 49.000 muertes en el país.

Reporte de Michelle Nichols y Jeff Mason. Editado en español por Patricio Abusleme

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below