October 6, 2018 / 1:23 AM / 15 days ago

EXCLUSIVA-Secretario Comercio EEUU dice ve cláusula de resguardo contra China en otros tratados

WASHINGTON (Reuters) - El secretario de Comercio estadounidense, Wilbur Ross, indicó el viernes que Washington podría ejercer su influencia sobre otros socios comerciales para presionar a China a que abra sus mercados, afirmando que podría repetir la cláusula de resguardo del tratado que completó recientemente con Canadá y México.

El secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, posa para una fotografía junto a modelos de cohetes durante una entrevista con Reuters en su oficina del Departamento de Comercio en Washington, EEUU, Octubre 5, 2018. REUTERS/Mary F. Calvert

Ross dijo a Reuters en una entrevista que la disposición era “una medida para intentar cerrar vacíos” en acuerdo comerciales que han servido para “legitimar” las prácticas comerciales, de propiedad intelectual y de subsidios industriales de China.

Estados Unidos está en las etapas iniciales de negociación con Japón y la Unión Europea para reducir aranceles y barreras regulatorias, con las que busca recortar su enorme déficit en el comercio de autos y otros bienes.

Si la UE y Japón adhieren a disposiciones similares a la incluida en el Acuerdo de Estados Unidos-México-Canadá (USMCA, por su sigla en inglés), sería una señal de que están totalmente alineados con Washington en sus intentos de aumentar la presión sobre China, la segunda economía del mundo, para que realice grandes cambios a su política económica.

La provisión del USMCA, que se espera reemplace al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), da a Washington poder de veto sobre los pactos de Canadá y México con otros socios para garantizar que se adhieran a los principios del mercado y no interferencia del Estado, que están en el centro de la guerra arancelaria del presidente Donald Trump con Pekín.

Bajo la cláusula, si cualquiera de los miembros del USMCA entra en una alianza con un país que “no tiene una economía de mercado”, los demás pueden abandonarlo en seis meses y formar su propio pacto bilateral.

“Es lógico, es un tipo de resguardo”, dijo Ross.

Cuando se le preguntó si la disposición se repetiría en futuros acuerdo comerciales, Ross respondió: “Ya veremos. Ciertamente ayuda que la tengamos con México y Canadá, independientemente de si la llegamos a tener con alguien más”.

Agregó que con el precedente establecido, se vuelve más fácil que la cláusula sea agregada a otros acuerdos comerciales. “La gente puede llegar a entender que este es un prerrequisito para alcanzar un acuerdo”, sostuvo.

MÁS ESTUDIOS SOBRE ARANCELES A VEHÍCULOS

Sobre las negociaciones con la UE y Japón se cierne la amenaza de Estados Unidos de imponer aranceles de un 25 por ciento a las importaciones de vehículos y autopartes, en momentos en que el Departamento de Comercio realiza un estudio sobre si tales envíos representan una amenaza a la seguridad nacional.

El acuerdo USMCA exime en gran medida a México y Canadá de tales gravámenes.

Washington citó preocupaciones de seguridad nacional cuando anunció los aranceles a las importaciones de acero y aluminio de varios países a comienzos de marzo.

Ross dijo que Canadá y México “no están en posición de objetar más (los aranceles de seguridad nacional) debido a que han firmado un acuerdo que dice que si los incluimos, eximiremos los primeros 2,6 millones” de vehículos importados de cada país.

El funcionario declinó discutir la fecha en que se conocerán los hallazgos de la investigación de la “Sección 232” sobre las importaciones de autos, destacando que Trump ha dicho que no impondrá gravámenes al sector automotor mientras se desarrollen las negociaciones con Japón y la UE.

Pero en una señal de que la pesquisa podría tardar más tiempo, Ross dijo que el Departamento de Comercio está incorporando los detalles del acuerdo USMCA, incluidas las nuevas disposiciones que exigirán que una mayor parte del contenido de los vehículos se fabrique en Estados Unidos.

Ross también dijo que Japón debería tomar medidas para “trasladar manufacturas a Estados Unidos” para reducir su superávit de 40.000 millones de dólares en el comercio automotor. Rehusó dar detalles de si el Gobierno de Trump buscará que Japón adopte un límite voluntario a las exportaciones de vehículos.

“La metodología que usaremos será determinada por las negociaciones. Hay muchas formas en las que se pueden resolver las cosas”, sostuvo. “Queremos una más producción de todo en Estados Unidos. Ese es nuevo tema principal con todos”, agregó.

El funcionario agregó que no espera muchos avances en las negociaciones comerciales con China hasta después de las elecciones legislativas estadounidenses del 6 de noviembre, agregando que las autoridades de Pekín no parecen tener ánimo de conversar por el momento.

Reporte de David Lawder; Editado en Español por Ricardo Figueroa

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below