for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up
Noticias Principales

Fuerzas de EEUU rescatan a capitán, matan a piratas somalíes

* Armada EEUU dice que la vida del capitán corría peligro

Fotografía de la Armada estadounidense del capitáan Richard Phillips luego de ser rescatado en la costa de Somalía Abril 12, 2009. Fuerzas de la Armada estadounidense mataron a tres piratas somalíes en un operativo para rescatar al capitán Richard Phillips, quien permanecía secuestrado en un bote salvavidas, un hecho que podría generar confrontaciones más violentas en las costas del país del Cuerno de Africa. REUTERS/Official U.S. Navy photo/Handout (SOMALIA)

* Presidente Obama autorizó usar la fuerza

* Piratas prometen venganza contra EEUU y Francia

* Alegre celebración de la tripulación en Kenia

Por Abdi Sheikh and Abdi Guled

MOGADISCIO (Reuters) - Fuerzas de la Armada estadounidense mataron a tres piratas somalíes en un operativo para rescatar al capitán Richard Phillips, quien permanecía secuestrado en un bote salvavidas, un hecho que podría generar confrontaciones más violentas en las costas del país del Cuerno de Africa.

La vida de Phillips corría peligro cuando los francotiradores de la Armada a bordo de un destructor estadounidense decidieron disparar a los piratas y consiguieron liberarlo ileso.

Sin embargo, tres de los cuatro piratas que lo mantenían como rehén desde hace cinco días resultaron muertos y un cuarto estaba bajo custodia.

Un comandante de la Armada tomó la decisión de dispararle a los piratas porque creía que Phillips, quien intentó escapar el viernes, enfrentaba un peligro inminente en medio de las tensas conversaciones con sus captores y las deterioradas condiciones del mar.

“Estaban apuntando las AK-47 al capitán”, dijo el vice almirante William Gortney, jefe del Comando Central de la Armada de Estados Unidos, en un informe al Pentágono desde Bahréin.

“El comandante en el lugar lo tomó como que el capitán corría peligro inminente y entonces tomó esa decisión (matar a los piratas) y tenía la autorización para tomar esa decisión y tenía segundos para tomar esa decisión”, agregó.

El presidente Barack Obama había concedido la solicitud del Pentágono de tener la autoridad para utilizar la fuerza apropiada para salvar la vida del capitán, dijo Gortney.

La 5ta. flota de la Armada estadounidense en Bahréin dijo que el rescate fue a las 12.19 hora local (1619 GMT) y que el bote salvavidas se había ido a la deriva a aproximadamente 32 kilómetros de la costa somalí.

Phillips, capitán del carguero de bandera estadounidense Maersk Alabama, ha contactado a su familia, recibió una evaluación médica de rutina y estaba descansando a bordo del barco anfibio de asalto USS Boxer.

“Estamos absolutamente emocionados de enterarnos de que Richard está a salvo y que se reunirá con su familia”, dijo el jefe ejecutivo de Maersk Line, John Reinhart, en un comunicado.

Un sonriente Phillips fue mostrado en una fotografía emitida por la Armada después de su rescate.

La tripulación de Phillips hizo estallar bengalas, izó una bandera estadounidense y saltó de júbilo por la noticia del rescate de su capitán.

“Estamos muy felices. El es un héroe”, gritó un miembro de la tripulación del Maersk Alabama a los periodistas en medio de escandalosas celebraciones en la cubierta del barco, situado en el puerto de Mombasa, en Kenia.

Phillips, de 53 años, es el primer estadounidense que es capturado por una de las bandas de piratas que han invadido el transitado Golfo de Adén y el océano Indico.

Al ser consultado sobre los temores de que los piratas puedan ahora decidir actuar más violentamente, Gortney dijo: “Sí, hay efectos de segundo y tercer orden para cualquier acción y esto podría intensificar la violencia en esta parte del mundo, no hay duda de eso”.

PIRATAS PROMETEN VENGANZA

El presidente Barack Obama recibió con agrado las noticias el rescate, elogió al Ejército de Estados Unidos y prometió terminar con la piratería.

“Para alcanzar esa meta debemos continuar trabajando con nuestros compañeros para prevenir futuros ataques, estar preparados para evitar actos de piratería y asegurar que aquellos que cometen actos de piratería sean responsabilizados por sus crímenes”, dijo en un comunicado.

La Casa Blanca dijo que Obama había recibido frecuentemente actualizaciones sobre la crisis y que le entregó al Pentágono la autoridad para permitir a las fuerzas estadounidenses tomaran acciones de emergencia.

Los piratas somalíes rápidamente prometieron vengarse del operativo del domingo, así como también de un asalto militar francés para rescatar un yate el viernes, en cual dos piratas murieron y tres fueron capturados.

“Los franceses y los estadounidenses se arrepentirán de haber comenzado esta matanza. Nosotros no matamos, sino que sólo tomamos rescates. Haremos algo a cualquiera que veamos como francés o estadounidense desde ahora”, dijo Hussein, un pirata, a Reuters vía teléfono satelital.

El Maersk Alabama, que llevaba ayuda alimenticia a los somalíes, fue atacado el miércoles por hombres armados en el océano Indico, pero sus 20 tripulantes estadounidenses aparentemente se resistieron a los secuestradores y retomaron el control de la nave.

Phillips se entregó a los piratas a cambio de su tripulación, dijo el vice almirante Gortney.

“Las acciones del capitán Phillips y los marinos civiles del Maersk-Alabama fueron heroicas. Lucharon por retomar el control de su barco y el capitán Phillips desinteresadamente puso su vida en las las manos de estos criminales armados con el objetivo de proteger a su tripulación”, añadió en un comunicado.

Joseph Murphy, cuyo hijo Shane era el segundo al mando después de Phillips y tomó el control del Alabama después de que los piratas se fueran con el capitán, dijo en un comunicado leído por CNN: “Nuestras plegarias fueron escuchadas en este domingo de Pascua (de Resurrección)”.

“Mi hijo y nuestra familia por siempre estará en deuda con el capitán Phillips por su valentía. Si no fuera por su increíble sacrificio personal, este secuestro -- un acto de terrorismo -- podría haber resultado mucho peor”, dijo Murphy.

Los expertos pronosticaban un rápido fin de la tensión, pero los piratas esperaban un rescate y un retorno seguro a casa. Camaradas de los piratas comentaron a Reuters que la banda pedía un pago de 2 millones de dólares.

Andrew Mwangura, coordinador del East African Seafarers Assistance Program, con sede en Mombasa, dijo que el rescate parecía ser resultado del trabajo de buzos y que la hazaña podría cambiar el rumbo de eventuales nuevos ataques piratas.

“Ahora podrían ser más violentos, como los piratas antiguos”, dijo.

Hasta ahora los piratas generalmente han tratado bien a los rehenes, a veces les han dado carne asada de cabra e incluso les han facilitado teléfonos para que puedan llamar a sus seres queridos.

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up