10 de noviembre de 2012 / 2:47 / en 5 años

Obama: alza impuestos a ricos debe ser parte de pacto fiscal

Por Mark Felsenthal y David Lawder

<p>El presidente Barack Obama durante un discurso sobre el "abismo fiscal" en la Casa Blanca en Washington, nov 9 2012. El presidente Barack Obama invit&oacute; el viernes a los l&iacute;deres del Congreso a la Casa Blanca para comenzar a negociar un acuerdo que impida que una fuerte alza en los impuestos y recortes de gasto entren en efecto a final de a&ntilde;o. REUTERS/Kevin Lamarque</p>

WASHINGTON (Reuters) - El reelecto presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ofreció el viernes negociar un pacto con los republicanos para evitar la amenaza de un desastre fiscal, pero insistió en que un incremento de impuestos para los más ricos debe ser parte del acuerdo.

El llamado “abismo fiscal”, una combinación de fuertes recortes en el gasto del gobierno y aumentos de impuestos que bajo las leyes actuales deben ser implementados a principios del 2013, es el mayor desafío que enfrenta Obama tras haber ganado un segundo mandato como presidente.

Con el objetivo de reducir el déficit presupuestario federal, las planeadas medidas podrían quitar un estimado de 600.000 millones de dólares a la economía y bloquear severamente el crecimiento económico.

Obama recordó a los republicanos que su enfoque para evitar fuertes alzas impositivas y recortes de gastos, que podrían llevar al país a otra recesión, había ganado el respaldo de los estadounidenses en las urnas.

Su portavoz dijo que el mandatario vetaría cualquier acuerdo que no incluya una contribución adicional de las personas más acaudaladas.

El mandatario hizo las declaraciones pocas horas después que John Boehner, el líder republicano presidente de la Cámara de Representantes, reiteró el compromiso de su partido de no aumentar las tasas impositivas de ningún estadounidense como parte de un acuerdo para enfrentar la crisis fiscal.

Las declaraciones mostraron que las posiciones de ambos, divididos sobre el tema en los últimos dos años, aún se encuentran alejadas, dejando dudas sobre si podrá evitarse el “abismo fiscal”.

En su primer acto en la Casa Blanca después de haber derrotado al candidato republicano Mitt Romney en las elecciones del martes, Obama instó al Congreso a trabajar a su lado para elaborar un plan e invitó a los líderes del Congreso a reunirse con él la próxima semana en la Casa Blanca.

“No estoy amarrado a cada detalle de mi plan. Estoy abierto a un compromiso. Estoy abierto a nuevas ideas”, dijo el presidente.

“Estoy comprometido a resolver nuestro desafío fiscal, pero me niego a aceptar una propuesta que no sea equilibrada”, agregó.

Obama dijo que la mayoría de los estadounidenses cree que quienes ganan más de 250.000 dólares al año deberían pagar más impuestos. “Así que nuestro trabajo ahora es obtener la mayoría en el Congreso que refleje la voluntad del pueblo estadounidense. Creo que podemos obtener esa mayoría”, dijo el mandatario.

“Me animó escuchar al presidente Boehner coincidir de que los ingresos impositivos tienen que ser parte de esta ecuación”, añadió.

Al tiempo que utilizó un tono conciliador para la mayoría republicana en la Cámara de Representantes, Obama dijo que los votantes respaldaron sus ideas, incluyendo aumentar los impuestos para los estadounidenses más ricos.

“Sólo quiero destacar que esto fue un tema central durante la elección. Esto fue debatido una y otra vez. Y la noche del martes descubrimos que la mayoría de los estadounidenses coinciden con mi enfoque”, dijo.

Los recortes para todas las personas aprobados bajo la presidencia de George W. Bush expirarán en enero y Obama dijo que quería extenderlos para quienes ganan menos de 250.000 dólares de inmediato, pero no para los que tienen ingresos mayores.

MERCADOS PREOCUPADOS

Preocupados de que el crecimiento estadounidense se estanque si el abismo fiscal se convierte en una realidad, los mercados financieros domésticos y en el exterior están siguiendo de cerca los vaivenes políticos. Las acciones estadounidenses recortaron ganancias el viernes luego de las declaraciones de Obama.

El índice FTSE 100 cerró con una baja de un 0,1 por ciento.

Boehner instó a Obama a desarrollar un papel más activo en el manejo del tema.

“Esta es una oportunidad para que el presidente lidere. Este es el momento de comprometer al Congreso y trabajar hacia una solución que pueda ser aprobada en ambas cámaras”, dijo Boehner en una conferencia de prensa.

Aunque están en desacuerdo en medidas inmediatas para impedir que se concrete una crisis, Obama y los republicanos bien podrían encontrar terreno común en sus llamados para promulgar en los próximos seis meses un amplio paquete de medidas de reducción del déficit, incluyendo un nuevo texto sobre las leyes impositivas de Estados Unidos.

Reporte de Mark Felsenthal, Tabassum Zakaria, David Lawder, Kim Dixon y Rachelle Younglai

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below