5 de febrero de 2013 / 14:22 / en 5 años

Corea Norte amenaza con medidas "más fuertes" que prueba nuclear

Por David Chance

Una presentadora de televisión de Corea del Norte anuncia el lanzamiento de un cohete de largo alcance, dic 12 2012. Corea del Norte incrementó el martes su retórica belicosa al amenazar con ir más allá de la realización de una tercera prueba nuclear, en respuesta a lo que cree que son sanciones "hostiles" impuestas luego de que lanzara un cohete en diciembre. REUTERS/KRT via REUTERS TV Imagen para uso no comercial, ni ventas, ni archivos. Solo para uso editorial. No para su venta en marketing o campañas publicitarias. Esta imagen fue entregada por un tercero y es distribuida, exactamente como fue recibida por Reuters, como un servicio para clientes.

SEUL (Reuters) - Corea del Norte incrementó el martes su retórica belicosa al amenazar con ir más allá de la realización de una tercera prueba nuclear, en respuesta a lo que cree que son sanciones “hostiles” impuestas luego de que lanzara un cohete en diciembre.

Pyongyang suele emplear una retórica fuerte que apunta contra Corea del Sur y Estados Unidos, y en el 2010 fue culpada de hundir una embarcación naval de Seúl. También bombardeó una isla surcoreana el mismo año, causando la muerte de civiles.

Con todo, Corea del Norte no detalló las acciones que llevaría adelante. Si bien no es capaz de efectuar un ataque militar contra Estados Unidos, Corea del Sur está al alcance de su artillería y sus cohetes y también puede impactar sobre Japón con sus misiles.

“La República Democrática de Corea (o Corea del Norte) ha llegado a la conclusión final de que tendrá que tomar una medida más fuerte que una prueba nuclear para lidiar con las fuerzas hostiles que mueve la guerra nuclear, que se han vuelto más evidentes que nunca”, dijo la agencia estatal de noticias de Pyongyang KCNA.

Washington y Seúl están efectuando entrenamientos militares que Corea del Norte considera una práctica para una invasión, algo que tanto Estados Unidos como Corea del Sur niegan.

El nuevo secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, discutió el tema de Corea del Norte en conversaciones telefónicas con sus pares de Japón, Corea del Sur y China, dijo la portavoz Victoria Nuland.

“Estamos preocupados porque, pese a las fuertes medidas tomadas en la resolución del Consejo de Seguridad 2087, la retórica provocativa continúa, lo que significa que todos debemos mantenernos unidos en observar y dejar claro a Pyongyang que si toma otras acciones, nosotros haremos lo mismo”, agregó Nuland.

Pyongyang lanzó en diciembre con éxito un cohete de largo alcance, violando las resoluciones de Naciones Unidas que le prohíben desarrollar misiles o tecnología nuclear luego de las pruebas atómicas que realizó en el 2006 y el 2009.

Corea del Norte dice que tiene el derecho soberano de lanzar cohetes para fines pacíficos.

Su proclamada tercera prueba nuclear fue anunciada en respuesta a las sanciones que se acordaron en enero, aunque imágenes satelitales indican que la nación aislada y empobrecida ha estado preparando el lugar del ensayo nuclear por más de un año.

Si bien la mayoría de los expertos cree que Corea del Norte realizará una prueba, se desconoce cuándo lo hará. Podría ser alrededor del 16 de febrero, aniversario del natalicio del ex líder Kim Jong-il.

Lo otro que se desconoce es qué usará Pyongyang como material fisible. Anteriormente ha empleado su disminuido suministro de reservas de plutonio, pero se cree que cuenta con uranio enriquecido al grado necesario para armas, lo que le daría un segundo camino hacia una bomba nuclear.

El experto nuclear estadounidense Siegfried Hecker, quien visitó una instalación nuclear de Corea del Norte en el 2010, cree que Pyongyang podría realizar dos explosiones, una con plutonio -para perfeccionar su capacidad de diseñar una ojiva lo suficientemente pequeña para ser montada en un misil- y la segunda usando uranio enriquecido.

“Estas pruebas (duales) tienen ciertas limitaciones técnicas y son más difíciles de realizar, pero tienen la enorme ventaja de que no generan costo político adicional; en otras palabras, pueden hacer dos al precio de una”, señaló Hecker.

La planeada tercera prueba nuclear y las medidas “más fuertes” llegan en momentos en que Corea del Sur se prepara para la asunción del nuevo presidente Park Geun-hye el 25 de febrero.

Park había prometido diálogo y asistencia si Corea del Norte abandona sus ambiciones nucleares.

Editado en español por Ana Laura Mitidieri

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below