26 de febrero de 2013 / 12:05 / hace 5 años

Potencias ofrecen a Irán alivio de sanciones, esperan respuesta

Por Fredrik Dahl y Justyna Pawlak

La jefa de política exterior de la Unión Europea, Catherine Ashton, junto al jefe negociador nuclear de Irán, Saeed Jalili, en Almaty, Kazajistán, feb 26 2013. Irán dijo el martes que estaba lista para entregar una oferta a las grandes potencias durante las negociaciones en Kazajistán sobre su programa nuclear, después de que Estados Unidos ofreciera aliviar las sanciones contra el país islámico a cambio de la suspensión de sus actividades atómicas más controvertidas. REUTERS/Stanislav Filippov/Pool

ALMATY (Reuters) - Las grandes potencias le ofrecieron el martes a Irán un alivio de las sanciones a cambio de que la república islámica suspenda sus actividades nucleares más controvertidas, y Teherán prometió responder con una propuesta de idéntica escala.

La primera reunión en ocho meses entre Irán y los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, además de Alemania - el llamado grupo “P5+1” - busca resolver una disputa que amenaza con iniciar otra guerra en Oriente Medio.

Irán ha pasado los últimos ocho meses expandiendo las actividades que Occidente sospechan apuntan al desarrollo de una bomba nuclear, algo que Israel advierte que impedirá usando la fuerza militar en caso de que el proceso diplomático fracase.

Las negociaciones en la ciudad kazaja de Almaty -que se producen luego de reuniones poco concluyentes el año pasado en Estambul, Bagdad y Moscú- se extenderán hasta el miércoles.

Diplomáticos occidentales describieron el primer día de negociaciones como “útiles”, pero dijeron que los negociadores iraníes no respondieron de inmediato la demanda de que se cierre la instalación nuclear subterránea de Fordow, que está entre las máximas preocupaciones de las potencias.

“Esperamos que los iraníes reflexionen durante la noche y vuelvan con una respuesta positiva”, dijo un portavoz de la jefa de Política Exterior de la UE, Catherine Ashton, , quien supervisa los contactos con Irán en representación de las potencias, poco después del inicio de las conversaciones.

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, dijo en Berlín que esperaba que Irán “elija ir por el camino de la solución diplomática”.

Pero dado que la elite política de la república islámica está preocupada por unas elecciones presidenciales previstas en junio, pocos creen que el encuentro genere progresos inmediatos.

OFERTA MEJORADA

Un funcionario estadounidense dijo que las potencias mejoraron una oferta para Irán -una versión modificada de una propuesta rechazada por Teherán el año pasado- para tomar en cuenta sus recientes avances nucleares, pero que también da “algunos pasos en torno a las sanciones”.

Esto abordaría algunas de las preocupaciones de Irán, pero no cumpliría con su demanda para que todas las sanciones que enfrenta sean levantadas, dijo el funcionario.

En Almaty, una fuente cercana al equipo negociador iraní dijo el martes que Irán entregaría una contrapropuesta.

“Dependiendo de la propuesta que recibamos desde el otro bando presentaremos nuestra propia oferta con el mismo peso”, declaró la fuente a periodistas. “La continuidad de las negociaciones depende de cómo avance este intercambio de proposiciones”, agregó.

Medios iraníes también informaron que las negociaciones continuarían, pero no aclararon si la propuesta de Irán había sido presentada.

Analistas y diplomáticos dicen que, en el mejor de los casos, Irán tomará con seriedad una oferta conjunta de Estados Unidos, Rusia, Francia, Alemania, Gran Bretaña y China y acordará mantener pronto nuevas conversaciones sobre medidas concretas para reducir la tensión sobre la disputa.

“Estamos esperando que los iraníes muestren flexibilidad”, dijo el portavoz de Ashton, Michael Mann.

No obstante, Irán -cuyo jefe negociador Saeed Jalili es cercano al Líder Supremo ayatolá Ali Khamenei y es un veterano de la guerra de los años 1980 de Irán contra Irak y las potencias occidentales- no ha mostrado señales de querer reducir o revertir sus labores nucleares.

Teherán argumenta que tiene un derecho soberano a enriquecer uranio bajo objetivos pacíficos de generar energía y en particular se rehúsa a cerrar su planta subterránea de Fordow, una condición establecida por las potencias para aprobar un alivio de las sanciones.

Un informe de un organismo de la ONU dedicado a actividades nucleares indicó la semana pasada que Irán estaba por primera vez instalando centrífugas avanzadas que le permitirían acelerar significativamente el enriquecimiento de uranio, que puede tener propósitos tanto civiles como militares.

Las sanciones más severas de Occidente sobre Irán aplicadas en los últimos 14 meses están afectando la economía y los ingresos petroleros del país islámico. Su moneda ha perdido más de la mitad de su valor, lo que a su vez impulsó la inflación.

De todos modos, los analistas dicen que las sanciones no están ni siquiera cerca de tener el efecto perjudicial previsto por Washington y -al menos hasta el momento- no han producido un cambio en el curso nuclear de Irán.

Reportes de Justyna Pawlak, Fredrik Dahl y Yeganeh Torbati. Editado en español por Marion Giraldo y Damián Pérez

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below