June 23, 2018 / 9:22 AM / 4 months ago

El primer ministro etíope escapa de un ataque que deja varios heridos en una marcha

ADIS ABEBA (Reuters) - El nuevo primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, escapó de un ataque con granadas el sábado en una manifestación en la capital, aunque decenas de personas resultaron heridas, dijeron funcionarios y testigos.

Imagen de la manifestación en la que etíopes llevan la bandera del país en apoyo al nuevo promer ministro Abiy Ahmed en Adis Abeba, Etiopía, el 23 de junio de 2018. REUTERS/Maheder Haileselassie

El ataque fue lanzado por una persona que no ha sido identificada momentos después de que el primer ministro de 41 años, un ex soldado que asumió el cargo en abril, terminase su discurso ante decenas de miles de personas reunidas en Meskel Square en el centro de Adís Abeba.

Un testigo vio que los guardias se llevaban a Abiy. Otro testigo dijo a Reuters que el agresor que portaba la granada había sido derribado por la policía antes de que ésta explotara.

El jefe de gabinete del primer ministro dijo que 83 personas resultaron heridas y seis están en estado crítico. Pero aseguró que nadie murió, a pesar de las declaraciones anteriores de las autoridades que indicaban varias muertes. Un alto cargo de policía dijo que 100 personas resultaron heridas.

Dirigiéndose a la nación en televisión poco después, Abiy dijo que el ataque fue un “intento de las fuerzas que no quieren ver a Etiopía unida”.

Abiy había prometido en su discurso de manifestación traer más transparencia al gobierno y la reconciliación a una nación desgarrada por años de protestas. Cuando hablaba por televisión, todavía llevaba puesta una camiseta verde que le entregaban los organizadores de la marcha.

Eritrea, que durante mucho tiempo ha estado en desacuerdo con Etiopía por una disputa fronteriza que Abiy ha tratado de resolver, condenó el incidente. La Unión Europea y los Estados Unidos también se sumaron a la condena del ataque.

Abiy asumió el cargo después de que su predecesor, Hailemariam Desalegn, renunciara tras las protestas que estallaron en 2015 en la nación de 100 millones de personas. La ley de emergencia se impuso temporalmente para calmar los disturbios y se levantó este mes.

A pesar de contar con una de las economías de mayor crecimiento de África, los opositores dicen que los beneficios no se han compartido de manera justa entre los grupos étnicos y las regiones del país, que ha sido administrado por la misma coalición gobernante durante más de un cuarto de siglo.

Abiy ha viajado por toda la nación, prometiendo abordar agravios y abordar los derechos políticos y civiles.

Después del estallido del sábado, el jefe de gabinete del primer ministro escribió en Twitter: “Algunos cuyo corazón está lleno de odio intentaron un ataque con granadas”.

“Todas las bajas son mártires de amor y paz. El primer ministro envía sus condolencias a las víctimas. Los perpetradores serán enjuiciados”, escribió Fitsum Arega.

La embajada de EEUU en Adis Abeba dijo: “La violencia no tiene cabida ya que Etiopía persigue reformas políticas y económicas significativas”.

INICIATIVA DE PAZ

“Fue una granada. Alguien trató de arrojarla al escenario donde estaba el primer ministro”, dijo a Reuters el organizador de la marcha Seyoum Teshome, agregando que había visto a unas cinco personas heridas por la explosión.

Además de prometedoras reformas económicas, Abiy sorprendió a los etíopes este mes al decir que estaba listo para implementar plenamente un acuerdo de paz con Eritrea que se firmó en 2000 después de una guerra de dos años. Durante años, Etiopía se negó a implementar el acuerdo y dijo que quería más conversaciones.

El estancamiento provocó una acumulación militar y enfrentamientos esporádicos en la frontera entre Etiopía y Eritrea, que se separó de Etiopía en 1991 después de una larga guerra de independencia.

Según el acuerdo de paz de 2000, Etiopía debe ceder la ciudad fronteriza de Badme a Eritrea. Pero los veteranos de guerra en Badme y los étnicos Tigray a lo largo de la frontera se oponen a la iniciativa de paz, y algunos residentes de la ciudad dicen que no la abandonarán.

El embajador de Eritrea en Japón, Estifanos Afeworki, escribió en Twitter que su país “condena enérgicamente el intento de incitar a la violencia” en Addis Abeba, y calificó el mitin de “manifestación por la paz”.

El EPRDF gobernante de Etiopía se compone de partidos que representan a los cuatro principales grupos étnicos del país. Abiy es oriundo del grupo étnico oromo, que representa aproximadamente un tercio de la población.

Los Oromo, junto con el grupo étnico Amhara, ha encabezado manifestaciones callejeras contra el gobierno desde 2015, que comenzaron como protestas contra un plan de desarrollo en torno a la capital y que los opositores dijeron que el estado estaba utilizando para apoderarse de la tierra. Las protestas se ampliaron para cubrir otras demandas políticas y económicas.

En otro de los principales cambios de política de Abiy, el primer ministro dijo que Etiopía abriría su monopolio de telecomunicaciones y Ethiopian Airlines, de propiedad estatal, a la inversión privada nacional y extranjera.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below