June 30, 2018 / 9:46 AM / 4 months ago

Rebeldes sirios negocian con Rusia para un acuerdo en el suroeste del país

AMÁN/BEIRUT (Reuters) - Una serie de ciudades y aldeas sirias en manos de rebeldes aceptaron el sábado el dominio del Gobierno mientras las líneas de insurgentes en partes del sudoeste del país colapsaban bajo intensos bombardeos que, según la ONU, han provocado la huida de 160.000 personas.

En la imagen cedida por la agencia de noticias siria SANA, una columna de humo surge de la parte suroriental de Deraa, en Siria, el 27 de junio de 2018. SANA/Handout via REUTERS

El sudoeste fue una de las primeras localidades donde rebeldes se alzaron en armas contra el presidente Bashar al-Assad y una derrota allí dejaría a los insurgentes con sólo un bastión remanente, el área alrededor de la provincia de Idlib fronteriza con Turquía en el noroeste.

Rebeldes se reunieron con negociadores rusos el sábado para plantear los términos para la paz en la provincia de Deraa, donde está localizado la mayor parte del territorio del sudoeste, pero dijeron que las conversaciones habían fracasado.

Moscú es el principal aliado de Assad y su poderío aéreo desde 2015 ha sido crucial para recapturar vastos territorios en Siria.

Grupos locales en muchas ciudades capturadas por el Ejército en los últimos días habían negociado sus acuerdos de rendición en forma independiente tras intensas incursiones aéreas en su contra.

Los rebeldes dijeron que habían recapturado varias ciudades y aldeas perdidas ante el Ejército más temprano, pero su pérdida general de territorios aún era significativa.

Aún se desarrollaban intensos enfrentamientos alrededor de la ciudad de Deraa, cerca de la frontera con Jordania, donde el Ejército ha fracasado en reiteradas ocasiones en la captura de una base aérea en desuso, según los rebeldes. La parte noroccidental de la provincia de Deraa continúa en manos de la oposición.

Tras el fracaso de las negociaciones de paz el sábado, aviones de guerra lanzaron una nueva serie de ataques contra las ciudades de Bosra al-Sham, al-Nuaima y otras áreas en manos de rebeldes, dijo el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, que provocaron muertes, dejaron heridos y daños.

Un ataque mató al menos a 10 personas, incluyendo a cinco niños, en al-Sahwa, al este de Deraa, afirmó, con lo que la cifra de civiles muertos en la ofensiva desde el 19 de junio subió a 126.

La ofensiva del Ejército tenía lugar tras la rendición de los enclaves rebeldes cerca de Homs y Damasco, incluyendo a Guta oriental, que fue recapturada tras un ataque brutal en que murieron más de mil civiles y que destruyó varias ciudades.

Jordania, que ha recibido a más de medio millón de sirios desde el comienzo de la guerra de más de siete años, e Israel han dicho que no abrirán sus fronteras a refugiados.

No obstante, el sábado el Gobierno jordano afirmó que el Ejército empezó a entregar ayuda humanitaria a miles de personas que se refugiaban al otro lado de la frontera siria.

Traducido por la Redacción de Madrid/Mesa Santiago. Editado por Patricio Abusleme vía Mesa Santiago

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below