July 3, 2018 / 12:57 PM / 4 months ago

Acuerdo migratorio de Merkel depende de Social Democracia alemana y de aprobación de la UE

BERLÍN (Reuters) - Un acuerdo de política migratoria alcanzado por la canciller alemana Angela Merkel para salvar su nuevo mandato enfrentaba obstáculos el martes, ya que el partido Social Demócrata (SPD) de la coalición gobernante negó su consentimiento inmediato, diciendo que necesitaban analizar el compromiso.

La canciller alemana Angela Merkel asiste a un debate sobre el presupuesto en la cámara baja del parlamento Bundestag en Berlín, Alemania, el 3 de julio de 2018. REUTERS / Hannibal Hanschke

Pero el jefe de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, respondió positivamente al plan, que necesita el respaldo de los estados miembros de la UE para avanzar. Europa sigue dividida sobre cómo tratar a los inmigrantes que han llegado masivamente en los últimos años huyendo de crisis en Oriente Medio y África.

Los Demócrata Cristianos (CDU) de Merkel y sus aliados de la Unión Social Cristiana (CSU) de Baviera acordaron el lunes establecer zonas de tránsito especiales en la frontera con Austria para retener a los inmigrantes ya registrados en otros países de la UE mientras se negocia su retorno a ellos.

El plan parecía resolver una disputa entre los dos partidos conservadores que había puesto en riesgo al nuevo Gobierno de Merkel de apenas tres meses. El compromiso permitió a la canciller y al líder del CSU, Horst Seehofer, calmar las aguas al interior de la coalición.

Pero Merkel no sólo necesita el apoyo del SPD, que rechazó un proyecto similar hace tres años, sino que los miembros de la UE deben aceptar volver a recibir a los inmigrantes. La líder social demócrata Andrea Nahles dijo que el plan es inútil sin acuerdos bilaterales con países como Italia y Austria.

“Tenemos muchas preguntas abiertas”, dijo Nahles, cuyos legisladores debatirán el acuerdo el martes. Asegurar el consentimiento de otros países de la UE es crucial, manifestó, y agregó: “Por eso considero al acuerdo por ahora un cheque en descubierto”.

En tanto, Juncker fue optimista. “No lo he estudiado en detalle, pero a primera vista -y he pedido a los servicios legales que lo miren- me parece que está en línea con la ley”, dijo en una conferencia de prensa en Estrasburgo.

Austria, principal punto de ingreso de migrantes a Alemania, dijo que tomaría medidas para proteger sus propias fronteras sureñas si Berlín avanzaba con el plan de zonas de tránsito. Viena teme que mayores controles fronterizos alemanes eleven la cantidad de inmigrantes en su propio territorio.

Merkel señaló que el acuerdo mostraba que Alemania no estaba tomando medidas unilaterales sino trabajando con sus socios europeos. Seehofer, quien además es ministro de Interior de Alemania y quería mayores controles en las fronteras nacionales, había amenazado con renunciar, luego dilató la decisión y ahora dice que se mantendrá en el Gabinete de Merkel.

El ministro dijo que viajará a Viena pronto y que había dialogado por teléfono con el canciller austríaco, Sebastian Kurz. “Tengo la sensación de que está interesado en una solución razonable”, dijo Seehofer antes de una reunión de su partido.

Reporte adicional de Francois Murphy en Viena y Gabriela Baczynska en Bruselas; Editado en español por Ana Laura Mitidieri

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below