July 6, 2018 / 6:31 PM / 3 months ago

Cierre de Italia a barcos de rescate de migrantes tiene un alto costo humano: grupos de ayuda

ROMA (Reuters) - El cierre de los puertos italianos a barcos de rescate humanitario dejará atrapados a más migrantes en centros de detención libios y en manos de contrabandistas, donde se arriesgan a ser golpeados y abusados, dijo el viernes el grupo Médicos Sin Fronteras (MSF).

Cristophe Biteau, un líder de MSF en Libia, afirmó que todos los interceptados por la guardia costera libia, unas 10.789 personas este año, terminaron detenidas en forma indefinida en centros manejados por el Gobierno de Trípoli.

“Con menos barcos de rescate y el incremento de salidas en verano (boreal), la situación en los centros empeorará cada vez más”, comentó Biteau.

El nuevo ministro del Interior de extrema derecha de Italia, Matteo Salvini, ha dicho que los barcos de rescate ya no son bienvenidos en sus costas, argumentando que el país ya ha recibido a una gran cantidad de inmigrantes.

También cuestionó reportes de abusos en Libia, negados por las autoridades de ese país que han acusado a grupos humanitarios de alentar a los migrantes a realizar el peligroso cruce marítimo desde el norte de África a Europa a través de sus publicitados rescates.

El jefe de la Organización Internacional para la Migración (IOM), William Lacy Swing, se reunió el viernes en Trípoli con el primer ministro libio, Fayez Seraj, y le pidió que los migrantes “no sean puestos en centros de detención”, según un comunicado.

Ni Salvini ni autoridades libias respondieron de inmediato a las críticas el viernes.

MSF dijo que entre 5.000 y 7.000 personas son mantenidas en siete centros oficiales en Trípoli, que ya están sobrepobladas y en condición sanitaria deficiente, donde es común contagiarse de sarna y tuberculosis.

Hay 17 centros de detención gubernamentales en toda Libia y los migrantes y grupos humanitarios han descrito en reiteradas oportunidades golpizas y condiciones inhumanas.

El viernes, el Papa Francisco celebró una misa especial para migrantes y rescatistas en el quinto aniversario de su visita a la isla italiana de Lampedusa, donde dijo por primera vez que la defensa de los migrantes sería un elemento importante de su pontificado.

“Agradezco a los socorristas por encarnar en nuestros días la parábola del Buen Samaritano, quien se detuvo a salvar la vida del pobre hombre golpeado por los bandidos,”, declaró Francisco, en referencia a la historia relatada por Jesús y recogida en el Nuevo Testamento.

Reporte adicional de Cristiano Corvino en Roma y Ahmed Elumami en Trípoli. Editado en español por Patricio Abusleme

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below