August 15, 2018 / 3:19 PM / 2 months ago

Ola de ataques en Afganistán dejan decenas de muertos

KABUL (Reuters) - Un ataque talibán contra un puesto militar afgano acabó con la vida de al menos 44 policías y soldados el miércoles, mientras que en un atentado en Kabul fallecieron al menos 48 personas, extendiendo la ola de violencia por todo el país.

Vehículos de seguridad destruidos en la ciudad de Ghazni en Afganistán. Imagen tomada de un video del 13 de agosto del 2018. Ariana News via REUTERS TV. ATENCIÓN EDITORES: ESTA IMAGEN FUE SUMINISTRADA POR UN TERCERO. SÓLO FUERA DE AFGANISTÁN.

Funcionarios locales en la provincia norteña de Baghlan dijeron que al menos nueve policías y 35 soldados murieron en el ataque, el último de una serie en la que han muerto decenas de efectivos de las fuerzas de seguridad en todo Afganistán.

Más tarde, varias semanas de calma relativa en Kabul se vieron sacudidas por un ataque suicida contra un centro educativo en una zona mayoritariamente chií del oeste de la capital afgana, en la que perecieron al menos 48 personas y resultaron heridas otras 67.

Los ataques, que se producen en un momento en que la céntrica ciudad de Ghazni intenta recuperarse de cinco días de intensos combates, están poniendo de relieve la fuerte presión de los insurgentes contra las pobremente equipadas fuerzas de seguridad locales.

Nadie se atribuyó de inmediato la autoría de la explosión en Kabul, pero llevaba la marca de Estado Islámico, que ha perpetrado varios ataques contra objetivos chiíes. Los talibanes hicieron público un comunicado en el que rechazaron su participación.

La Misión de Asistencia de Naciones Unidas en Afganistán pidió el final de los ataques y dijo que se calcula que murieron hasta 150 civiles en Ghazni, donde el hospital público quedó colapsado y se cortaron los suministros de agua y electricidad.

“El extremo sufrimiento humano provocado por los combates en Ghazni subraya la necesidad urgente de poner fin a la guerra en Afganistán”, afirmó en un comunicado el máximo funcionario de la ONU en el país, Tadamichi Yamamoto.

El ataque en Ghazni, uno de los más devastadores de los talibanes en años, opacó las esperanzas en torno a las conversaciones de paz, surgidas tras un alto el fuego sin precedentes durante la celebración de la festividad del Eid en junio y una reunión entre jefes talibanes y un alto diplomático estadounidense.

Reporte adicional de Jibran Ahmad en Peshawar; editado en español por Marion Giraldo y Carlos Serrano

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below