May 17, 2018 / 2:27 PM / 5 months ago

El sistema financiero "amoral" necesita una inyección de ética y más regulación: Vaticano

CIUDAD DEL VATICANO, 17 mayo (Reuters) - El Vaticano instó el jueves a una mayor regulación de los mercados y los sistemas financieros, al señalar que las crisis económicas demuestran que no son capaces de autoadministrarse y que requieren una fuerte inyección de moral y ética.

En la imagen de archivo la cúpula de la Basílica de San Pedro en la Plaza de San Pedro, un día después de la elección del Papa Francisco, 14 de marzo de 2013. El Papa Francisco, apenas 12 horas después de su elección, dejó el El Vaticano temprano el jueves para rezar por una guía en una basílica de Roma mientras busca llevar a una Iglesia católica sumida en la intriga y el escándalo en una nueva era de sencillez y humildad. REUTERS / Christian Hartmann (VATICANO - Tags: RELIGIÓN)

Un importante documento escrito por dos departamentos clave de la Santa Sede pareció apuntar a planes para desregular aún más los mercados en algunos países, como Estados Unidos, donde el presidente Donald Trump quiere flexibilizar unas estrictas normas bancarias promulgadas tras la crisis financiera de 2008.

El texto indica que la ganancia por la ganancia en sí y no para el bien mayor es “ilegítima” y condena una “cultura del descarte temeraria y amoral que ha marginado a grandes masas de población, privándoles de trabajo decente y convirtiéndoles en sujetos sin horizontes, sin salida”.

Si bien no es infalible, el pronunciamiento del Vaticano, que ataca el “canibalismo económico” de algunas prácticas financieras, se considera enseñanza oficial de la Iglesia Católica y podría afectar la actitud de sus 1.200 millones de miembros.

El documento de 15 páginas emplea términos técnicos como finanzas offshore, hipotecas subprime, negociaciones de alta frecuencia, CDS o credit default swap (permuta de incumplimiento crediticio), sistemas bancarios paralelos, salidas de capital y préstamos interbancarios para ilustrar lo que califica desde vulnerabilidad hasta abuso e ilegalidad en el sistema.

Apelando a que el bienestar material de gran parte de la humanidad depende de los mercados, destaca que es preciso que tengan una sólida base ética para ayudar a todos, incluso los más pobres. Y remarca “lo ingenua que es la confianza en una autosuficiencia distributiva (...) independiente de toda ética” y “la impelente necesidad de una adecuada regulación”.

“La reciente crisis financiera era una oportunidad para desarrollar una nueva economía más atenta a los principios éticos y a la nueva regulación de la actividad financiera, neutralizando los aspectos depredadores y especulativos y dando valor al servicio a la economía real”, dice el texto.

“Por el contrario, a veces parece volver a estar en auge un egoísmo miope y limitado a corto plazo, el cual, prescindiendo del bien común, excluye de su horizonte la preocupación, no sólo de crear, sino también de difundir riqueza y eliminar las desigualdades, hoy tan pronunciadas”, agrega.

El documento, denominado “Consideraciones para un discernimiento ético sobre algunos aspectos del actual sistema económico y financiero”, fue preparado en conjunto por la Congregación para la Doctrina de la Fe y el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral.

Reporte de Philip Pullella; Editado en español por Ana Laura Mitidieri

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below