August 25, 2018 / 10:31 AM / 2 months ago

El nuevo primer ministro australiano promete cambio generacional para sanar su partido

CAMBERRA (Reuters) - El nuevo primer ministro australiano, Scott Morrison, prometió un cambio generacional en el Partido Liberal el viernes, con el objetivo de poner fin a unas batallas internas que han dañado al gobierno conservador de cara a las elecciones que se celebrarán en mayo de 2019.

El nuevo primer ministro australiano Scott Morrison asiste a una reunión de su partido en Camberra, Australia, 24 de agosto de 2018. REUTERS/David Gray/Pool

Morrison, quien fuera responsable de hacienda del primer ministro saliente, Malcolm Turnbull, emergió como inesperado ganador de una votación interna del partido tras una revuelta del ala derecha.

Morrison, sexto primer ministro de Australia en menos de 10 años, ha heredado el liderazgo de una coalición entre los partidos Liberal y Nacional que cuenta con una mayoría de un solo escaño. Ahora la alianza deberá tratar de salvaguardar esta mayoría en la elección para el escaño por Sídney que deja libre Turnbull.

“Nuestro trabajo... mientras asumimos esta responsabilidad de liderazgo como una nueva generación, es asegurarnos de que no solo unimos a nuestro partido, que ha sido herido y maltratado esta semana, sino que... unimos de nuevo al parlamento”, dijo Morrison en su primera aparición después de la victoria.

“La nueva generación de líderes liberales está de vuestro lado”, dijo a los votantes australianos, muchos de los cuales están enojados y frustrados con una década de inestabilidad política en la que ningún primer ministro sentado ha durado un mandato completo.

Morrison, que asumió el cargo poco después de las 6 pm (0800 GMT) del viernes, descartó convocar elecciones generales a corto plazo, pero se enfrentará una prueba electoral anticipada, ya que Turnbull está dispuesto a renunciar a su puesto en el parlamento, forzando una elección parcial de un escaño en Sídney que ha sido un lugar seguro para los liberales.

Turnbull achacó su caída a la “venganza, ambición personal y disputas entre facciones” dirigidas por parlamentarios conservadores, entre ellos el exprimer ministro Tony Abbott, el hombre al que derrocó en septiembre de 2015.

“Los australianos estarán estupefactos y consternados por la conducta de la semana pasada”, dijo Turnbull.

El miembro del partido liberal Warren Entsch dijo después de la votación sobre el liderazgo: “Esta puerta giratoria de primeros ministros debe detenerse”.

El Partido Liberal es el principal socio de gobierno de la coalición Liberal-Nacional, que según las encuestas sería la segunda fuerza más votada después de la oposición laborista.

Información de Colin Packham in CANBERRA, Swati Pandey y Wayne Cole en SÍDNEY, y Sonali Paul en MELBOURNE; traducido por Tomás Cobos en la redacción de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below