September 23, 2018 / 12:50 PM / 23 days ago

Rouhani dice Irán está listo para enfrentarse a EEUU tras ataque contra desfile militar

DUBAI (Reuters) - El presidente Hassan Rouhani dijo el domingo que Irán estaba listo para enfrentarse a Estados Unidos y sus aliados del golfo Pérsico, un día después de que un ataque a un desfile militar matase a 25 personas, incluidos 12 miembros de la Guardia Revolucionaria iraní.

En declaraciones antes de partir de Teherán para asistir a la asamblea general de Naciones Unidas en Nueva York, Rouhani acusó a los estados del golfo Pérsico respaldados por Estados Unidos de brindar apoyo financiero y militar a grupos de etnia árabe contrarios al gobierno en Irán.

“Estados Unidos está actuando como un matón con el resto del mundo ... y piensa que puede comportarse basándose en la fuerza bruta”, dijo Rouhani, quien diseñó el acuerdo nuclear iraní de 2015 que marcó el comienzo de un periodo de cauta relajación con Washington antes de rebrotar las tensiones con la decisión del presidente Donald Trump de renunciar al mismo.

“Pero nuestro pueblo resistirá y el gobierno está listo para enfrentarse a Estados Unidos. Vamos a superar esta situación (las sanciones) y Estados Unidos lamentará haber elegido el camino equivocado”.

El Ministerio de Exteriores de Irán convocó el domingo al encargado diplomático de Emiratos Árabes Unidos (EAU) por unos comentarios sobre la matanza en la ciudad de Ahvaz, en el suroeste del país.

La cadena pública PressTV dijo sin dar detalles que esta medida fue la respuesta a los comentarios de un funcionario de los EAU no identificado.

Catar, un estado del Golfo enemistado con Arabia Saudí y los Emiratos, condenó el atentado contra el desfile militar, que causó heridas a al menos 70 personas.

Hombres armados dispararon contra una grada donde funcionarios iraníes estaban presenciando el evento anual que conmemora el comienzo de la guerra que enfrentó a la república islámica con Irak en 1980-88. Imágenes mostraron soldados arrastrándose para evitar ser alcanzados por los disparos, así como a mujeres y niños corriendo por salvar sus vidas.

Se trata de uno de los peores ataques contra la Guardia Revolucionaria Islámica, la espada y escudo de la teocracia chií iraní desde la Revolución Islámica de 1979.

Esta poderosa fuerza de élite rinde órdenes al líder supremo, el ayatolá Alí Jamenei, y tiene todo un imperio de negocios en Irán, importante productor de petróleo que había disfrutado de una situación relativamente estable en comparación con otros vecinos árabes que sufrieron agitación tras los levantamientos de 2011.

Desde que se retiró del pacto nuclear de las grandes potencias con Irán en mayo, Trump ha vuelto a imponer las sanciones de Estados Unidos dirigidas a aislar a Teherán y obligarlo a negociar restricciones más estrictas en sus programas de misiles nucleares y balísticos, algo que Irán ha descartado.

“FANTASÍAS IRREALES”

“Estados Unidos quiere causar caos y disturbios en nuestro país para poder regresar a él, pero estas son unas fantasías irreales y nunca lograrán sus objetivos”, dijo Rouhani.

Irán, de mayoría chií, pugna con Arabia Saudí, suní y aliada de Occidente, por el predominio en Oriente Próximo.

Las dos potencias regionales respaldan a bandos opuestos en los conflictos armados de Yemen y Siria, así como a grupos políticos rivales en Irak y Líbano, siendo los guardias revolucionarios los que defienden los intereses iraníes.

“Los pequeños países títeres de la región están respaldados por Estados Unidos, que les está provocando y concediéndoles las capacidades necesarias”, dijo Rouhani.

No hubo una respuesta inmediata de Arabia Saudí a las alegaciones de Rouhani. Arabia Saudí y los EAU aseguran que Irán representa una amenaza para la seguridad de Oriente Próximo y que intenta dominar la región.

Irán rechaza estas acusaciones y pide a los estados regionales que garanticen la seguridad de la región rica en petróleo sin la interferencia de Estados Unidos y otras potencias occidentales.

“La respuesta de Irán (a este ataque) se producirá en el marco de la ley y nuestros intereses nacionales”, dijo Rouhani, que añadió que Estados Unidos lamentaría su “agresividad”.

Un movimiento de oposición árabe de etnia iraní llamado Resistencia Nacional de Ahvaz y que quiere la independencia de la provincia petrolera de Juzestán, reclamó la autoría del atentado del sábado.

“Los estados del Golfo Pérsico están proporcionando apoyo monetario, militar y político a estos grupos”, dijo Rouhani.

La responsabilidad del ataque también fue reivindicada por los extremistas de Estado Islámico aunque ninguno de los grupos pudo aportar pruebas. Los cuatro atacantes fueron abatidos.

“Con suerte, superaremos estas sanciones con el menor coste posible y haremos que Estados Unidos lamente su agresividad hacia otros países, particularmente con Irán”, dijo Rouhani.

Información de la redacción en Dubai, escrito por Michael Georgy, traducción de Jose Elías Rodríguez

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below