October 9, 2018 / 2:11 PM / 9 days ago

Trabajadores de salud en Indonesia luchan contra propagación enfermedades tras sismo que dejó 2.000 muertos

PALU, Indonesia (Reuters) - Los trabajadores de la salud en Indonesia están intentando atender a decenas de miles de personas desplazadas por el terremoto y tsunami que dejó más de 2.000 muertos y que amenaza ahora con causar una crisis sanitaria por falta de agua limpia y refugio, además de una enorme cantidad de heridos.

Mujeres reaccionan cuando ven que una excavadora saca un cuerpo de los escombros del vecindario Balaroa golpeado por el terremoto y la licuefacción en Palu, Sulawesi Central, Indonesia, 9 de octubre de 2018. REUTERS / Jorge Silva

La cifra oficial de muertos del sismo de magnitud 7,5 y el posterior maremoto del 28 de septiembre subió a 2.010. La mayoría de las muertes se registró en Palu, una pequeña ciudad costera que se llevó la peor parte del desastre. Más de 10.000 personas resultaron heridas.

Unas 70.000 personas han sido desplazadas y muchos viven en toscos refugios hechos de maderas y plásticos en Palu y sus colinas circundantes.

“Francamente, no tenemos la capacidad de organizar y concentrar nuestros esfuerzos ahora mismo”, comentó a Reuters la doctora Jumriani, jefe de servicios del Departamento de Salud provincial, en una carpa erigida fuera de su oficina dañada por el sismo.

“Los campamentos de evacuación están repartidos en todas partes, al igual que nuestros voluntarios”, sostuvo.

Había pizarras blancas en su tienda de campaña, llenas de cifras sobre varios casos médicos en diferentes áreas.

“Inicialmente, lidiábamos principalmente con lesiones. Ahora nuestras principales preocupaciones son la diarrea, la influenza, las enfermedades de la piel, en su mayor parte debido a la escasez de agua potable y a la exposición”, explicó.

Como la temporada lluviosa comenzará el próximo mes, es esencial mejorar las condiciones lo más rápido posible, dijo Samuel Carpenter, asesor humanitario del Departamento de Desarrollo Internacional del Gobierno británico.

“La preocupación inmediata es por el refugio y enfermedades transmitidas por el agua y vectoriales. Necesitamos estar preparados para brotes”, agregó.

Editado en español por Patricio Abusleme

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below