6 de abril de 2011 / 19:24 / hace 7 años

Experto ONU no ve serio impacto de Fukushima para la salud

Por Fredrik Dahl

<p>Un hombre comprueba si una m&aacute;scara contiene trazas de radiaci&oacute;n en un centro de evacuaci&oacute;n en Fukushima, Jap&oacute;n, abr 4 2011. El accidente nuclear en Jap&oacute;n no tendr&iacute;a graves repercusiones para la salud de las personas, seg&uacute;n la informaci&oacute;n disponible hasta el momento, dijo el mi&eacute;rcoles el jefe de un organismo cient&iacute;fico de Naciones Unidas. REUTERS/Kim Kyung-Hoon</p>

VIENA (Reuters) - El accidente nuclear en Japón no tendría graves repercusiones para la salud de las personas, según la información disponible hasta el momento, dijo el miércoles el jefe de un organismo científico de Naciones Unidas.

Wolfgang Weiss, presidente de el Comité Científico de las Naciones Unidas para el Estudio de los Efectos de las Radiaciones Atómicas (UNSCEAR por su sigla en inglés), dijo también que el desastre nuclear de Fukushima fue menos dramático que el de Chernóbil en 1986, pero “mucho más grave” que el de Three Mile Island en 1979.

“Se ubica entre ambos en términos de los efectos medioambientales, no en términos de impacto para la salud”, dijo Weiss a periodistas.

Weiss dijo que el comité planea estudiar formalmente el accidente de Fukushima y sus consecuencia, pero dejó en claro que la emergencia aún no ha terminado.

Sus comentarios llegan después de que Japón frenó el miércoles la fuga de agua altamente radiactiva al mar desde su planta nuclear severamente dañada.

Pese al avance, los expertos en el país dicen que los reactores dañados están lejos de ser controlados casi un mes después de que fueran golpeados por un enorme terremoto y un tsunami.

ANALISIS DE TIROIDES

Weiss elogió a las autoridades japonesas por comenzar a implantar controles de tiroides a los niños y dijo que todas las mediciones hechas hasta ahora en Japón estaban por debajo de los niveles aceptados en ese país.

“El único efecto demostrado después de Chernóbil fue el cáncer de tiroides en los niños”, dijo.

Destacando las diferencias entre Chernóbil y Fukushima, agregó que las personas que vivían en las aldeas cercanas a la planta de la entonces Unión Soviética siguieron ingiriendo el yoduro radiactivo que había contaminado leches y vegetales, pero en el caso de Fukushima quienes vivían en los alrededores fueron evacuados.

“Por lo que he visto, a partir de la información que tengo ahora, yo no esperaría nada (...) grave”, dijo cuando se le preguntó sobre las posibles consecuencias para la salud como resultado de Fukushima.

“En la comida la gente está hablando de niveles que les daría 1 milisieverts por año, 5 milisieverts por año (…) no es algo donde esperamos un impacto importante para la salud”, explicó.

La radiación se mide en sieverts, una unidad que cuantifica la cantidad absorbida por los tejidos humanos.

“Hemos visto rastros de yoduro en el aire en todo el mundo ahora pero son mucho, mucho, mucho menores que los rastros que hemos visto a distancias similares después de Chernóbil”, dijo Weiss.

Fred Mettler, otro miembro de UNSCEAR, dijo que la exposición radiactiva de personas era menos después de Fukushima que luego de Chernóbil, en parte porque la planta japonesa está situada junto al mar.

En Chernóbil cientos de personas recibieron una dosis muy alta de radiactividad, incluyendo unos 135 que sufrieron enfermedades producto de una exposición aguda, añadió.

“No hemos visto nada de esto en Fukushima, así que la gestión inicial de los japoneses es muy diferente de la que ocurrió en Chernóbil”, destacó.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below