6 de diciembre de 2012 / 12:37 / en 5 años

Filipinas halla sobrevivientes de tifón, cifra de muertos sube a 379

NUEVO BATAN, Filipinas (Reuters) - Rescatistas encontraron el jueves en el sur Filipinas a unos pocos sobrevivientes del poderoso tifón Bopha, mientras buscaban en medio de espesas capas de lodo, viviendas destruidas y árboles caídos tras el desastre que dejó casi 400 muertos y cientos de desaparecidos.

<p>Un socorrista transporta a un menor de un a&ntilde;o de edad tras ser evacuado de la inundada zona de Nuevo Batan en Filipinas, dic 6 2012. Rescatistas encontraron el jueves en el sur Filipinas a unos pocos sobrevivientes del poderoso tif&oacute;n Bopha, mientras buscaban en medio de espesas capas de lodo, viviendas destruidas y &aacute;rboles ca&iacute;dos tras el desastre que dej&oacute; casi 400 muertos y cientos de desaparecidos. REUTERS/Erik De Castro</p>

Bopha, que registró vientos de hasta 120 kilómetros por hora (kph) y ráfagas de hasta 150 kph, se movía al oeste-noroeste por el centro de Filipinas luego de azotar con fuerza a la isla sureña de Mindanao.

La Agencia Nacional de Desastres indicó que 379 personas perdieron la vida luego de que Bopha desatara aluviones e inundaciones junto a la costa y en localidades costeras y mineras del interior en las provincias del Valle Compostela y Davao Oriental.

Se espera que el número de víctimas fatales aumente.

Los servicios de rescate encontraron el jueves a un hombre de 54 años que sobrevivió dos días alimentándose de cocos.

Un grupo de voluntarios llevó a Carlos Agang a un lugar seguro después de encontrarlo con una pierna fracturada y varios golpes, agarrándose de una roca en un río en el pueblo de Nuevo Batán, en el valle de Compostela.

“No puedo creerlo. No esperaba ver a gente sobrevivir dos días después de ser barridos por inundaciones y lodo”, dijo a Reuters el bombero voluntario Mark Roman Jumilla.

“Durante dos días, sobrevivió a base de cocos y agua. Perdió a su familia cuando las aguas barrieron un refugio temporal al que había acudido con su familia”, agregó.

Los rescatistas también encontraron a una mujer embarazada en la otra ribera del río, con su hijo de un año, después de escapar de la inundación que arrasó su casa luego de que Bopha tocara tierra el martes.

“Pasó tan rápido. El agua llegó veloz hacia nosotros cuando dejábamos la casa para ir a terrenos más seguros”, dijo a Reuters Lenlen Medrano, de 23 años, cuando estaba siendo transportada en camilla por unos soldados.

“Recé mucho una y otra vez hasta que nos encontramos en la orilla”, agregó la mujer.

Un fotógrafo de Reuters vio cuatro cadáveres cerca del lugar en el que Agang fue rescatado. La corriente era muy fuerte, lo que dificultaba la tarea de los servicios de rescate.

Arturo “Arthur” Uy, gobernador del Valle de Compostela , el área más afectada, estimó que en su provincia al menos 200 personas murieron y 600 estaban desaparecidas, una cifra más elevada que la emitida por la agencia.

“Esta es la primera vez que un tifón de categoría 3 cruza nuestra provincia”, dijo. “Evacuamos a la gente de sectores cercanos a ríos y al mar. Pero las inundaciones y los vientos sacudieron no sólo las costas sino también los lugares donde los residentes debían estar a salvo”, agregó.

Alrededor de 20 tifones golpean Filipinas cada año, causando con frecuencia muerte y destrucción. Hace casi un año, el tifón Washi mató a 1.500 personas en Mindanao.

Reporte adicional de Rosemarie Francisco y Manny Mogato; Editado en español por Ana Laura Mitidieri/Marion Giraldo

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below