24 de diciembre de 2012 / 15:02 / en 5 años

ANALISIS-Arreglo provisorio, muy probable en discusiones abismo fiscal EEUU

Por Richard Cowan y Fred Barbash

Imagen de archivo del Capitolio estadounidense en Washington, dic 21 2012. Sólo faltan unos pocos días para el plazo del "abismo fiscal" y el Congreso de Estados Unidos y el presidente Barack Obama abandonaron Washington para pasar la Navidad. REUTERS/Joshua Roberts

WASHINGTON (Reuters) - Sólo faltan unos pocos días para el plazo del “abismo fiscal” y el Congreso de Estados Unidos y el presidente Barack Obama abandonaron Washington para pasar la Navidad.

Pero por más que estuvieran en la ciudad, no habría importado, de acuerdo con Steny Hoyer, el segundo demócrata de mayor rango en la Cámara de Representantes.

Hoyer sostiene que no estaban cerca de resolver el desacuerdo sobre cómo arreglar los problemas fiscales de la nación.

El sueño del mes pasado de alcanzar un “gran acuerdo” antes las próximas alzas impositivas y recortes de gastos, parece muy distante.

Para mediados de diciembre, se había reducido a unas charlas más modestas, y a medida que se aproxima el 2013, está al borde de ser reemplazado por una “medida provisoria”, en el mejor de los casos, el tipo de solución temporaria que asumió el Congreso en 2011.

Una medida de ese tipo que suspenda todo por algún tiempo pero no resuelva nada es ahora la alternativa más promisoria, si es que hay alguna, para las alzas de impuestos y recortes de gastos denominados “abismo fiscal”, porque amenazan con hundir de nuevo a la economía estadounidense en la recesión.

También es la forma en la que los enfrentamientos fiscales han terminado en Washington en años recientes.

Tal solución, en el mejor de los casos, aplazaría el ajuste presupuestario hasta más adelante en 2013 y también el trabajo para abordar a largo plazo un presupuesto gubernamental que ha generado déficits que exceden el billón de dólares.

Peor aún, establecería el escenario para una enorme pelea en enero y febrero en torno a la elevación del techo de la deuda federal de Estados Unidos, que controla la cantidad de dinero que puede pedir prestado el Gobierno.

La disfuncionalidad en Washington fue mencionada específicamente como una de las razones por las que la calificadora Standard & Poor’s recortó la nota de la deuda estadounidense a AA-más tras una batalla por el techo de la deuda en 2011.

En el peor de los casos, el año nuevo podría comenzar con un salto al “abismo”, con un entendimiento, comunicado a los mercados financieros, de que el Congreso y la Casa Blanca volverían para tratar de hallar una solución.

Reporte adicional de Rachelle Younglai

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below