8 de enero de 2013 / 19:43 / en 5 años

Dirigente chino ofrece acuerdo en disputa por censura: fuente

Por John Ruwitch y James Pomfret

GUANGZHOU, China (Reuters) - El jefe del partido comunista de la provincia de Guangdong intercedió el martes en una disputa por censura en un periódico chino, dijo una fuente, en una señal potencialmente alentadora para la libertad de prensa en China.

La fuente cercana al comité del Partido Comunista de Guangdong dijo que Hu Chunhua, un político en ascenso que tan solo el mes pasado asumió el liderazgo de la provincia de Guangdong, ofreció una solución a la controversia que hizo que algunos miembros del Southern Weekly hicieran una huelga.

El problema comenzó a fines de la semana pasada, cuando los periodistas de un periódico liberal acusaron a la censura de reemplazar una carta de Año Nuevo a los lectores que pedía un gobierno constitucional por otra que elogiaba los logros del Partido Comunista.

Según el arreglo ideado por Hu, dijo la fuente, los trabajadores del periódico pondrían fin a la huelga y volverían al trabajo, el periódico se imprimiría como de costumbre esta semana, y la mayor parte del personal no sufriría penalización alguna.

“Hu intervino personalmente para resolver ésto”, dijo la fuente.

“(Hu) Obtiene puntos para su imagen personal demostrando que tiene agallas y la habilidad para resolver situaciones complejas. Además, la señal que proyecta a través de esto es una de relativa amplitud, es una señal de un líder que es relativamente estable”, agregó la fuente.

La disputa en el Southern Weekly, considerado desde hace mucho un modelo de periodismo independiente y profundo en China, donde los medios son altamente controlados por el Estado, generó reclamos para que los nuevos líderes nacionales garanticen una mayor libertad a los medios.

Las aparentes concesiones por parte de las autoridades podrían ser vistas como un indicador de las inclinaciones reformistas del nuevo líder del Partido Comunista, Xi Jinping.

No fue posible corroborar de inmediato la participación de Hu en el cierre del acuerdo con los periodistas, que por el mismo acuerdo podrían estar obligados a no hablar sobre el asunto.

Dos fuentes cercanas a los trabajadores del Southern Weekly, sin embargo, dijeron que los periodistas volverían al trabajo mañana y que las autoridades de propaganda habían acordado ser en el futuro “más permisivos” con el periódico.

Las fuentes dijeron que los periodistas consideraban esto como una victoria para la redacción del Southern Weekly.

Huang Can, editor en jefe del periódico, sería despedido, dijeron tanto las dos fuentes cercanas al diario como la del comité del Partido Comunista de Guangdong.

Más temprano, la policía china dispersó varios enfrentamientos frente a los ingresos del periódico en Guangzhou entre los partidarios pro-gubernamentales y los activistas que protestaban contra de las restricciones de prensa al Southern Weekly.

A pesar de las aparentes concesiones en el Southern Weekly, China aún mantiene un duro control de los medios como una forma política de contener el disenso y preservar el gobierno de un solo partido.

Las autoridades cerraron el sitio web de una de las principales revistas pro reformistas la semana pasada, aparentemente porque publicó un artículo pidiendo una reforma política y un gobierno constitucional.

Y Chris Buckley, ex corresponsal de Reuters en China que se unió al New York Times el año pasado, fue obligado a abandonar el país tras no poder obtener una visa.

Reporte adicional de John Ruwitch en Shanghai, Sui-Lee Wee y Fiona Li en Beijing; editado por Hernán García

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below