14 de enero de 2013 / 16:23 / en 5 años

Corea del Norte podría estar cometiendo crímenes contra humanidad: ONU

Por Stephanie Nebehay

GINEBRA (Reuters) - La jefa de derechos humanos de Naciones Unidas, Navi Pillay, pidió el lunes una investigación internacional sobre lo que considera como décadas de graves violaciones en Corea del Norte, incluyendo torturas y ejecuciones de prisioneros políticos en campos secretos.

Pillay dijo que lamentaba que no se hubiera producido ninguna mejora desde que Kim Jong-un subió al poder hace un año para suceder a su fallecido padre, y agregó que era tiempo de que las potencias mundiales ayuden a generar un cambio para la “población subyugada y asediada” tras décadas de abuso.

En un inusual comunicado sobre Corea del Norte, Pillay dijo: “Debido a la duración de la gravedad de la situación, creo que una investigación en profundidad sobre una de las peores - pero al menos comprendidas y comunicadas - situaciones contra los derechos humanos en el mundo no está sólo totalmente justificada, sino que llega con mucho retraso”.

La red de campos de prisiones políticas en el aislado país, en el que se creen que permanecen 200.000 personas o más, tenían el estigma de violaciones flagrantes, incluidas violaciones, torturas, ejecuciones y mano de obra esclava, señaló Pillay, ex jueza de la Corte Penal Internacional.

Estos “podrían constituir crímenes contra la humanidad”, destacó.

Las condiciones de vida en los campos fueron reportadas como “atroces”, debido a la insuficiencia de alimentos, poca o nula atención médica y vestimenta inadecuada para los reclusos, señaló.

“Parece que la pena de muerte es algo que se aplica a menudo por ofensas menores y tras procesos judiciales inadecuados, o a veces sin ningún tipo de proceso”, agregó Pillay.

“La gente que trata de escapar y es atrapada o enviada de nuevo a los campos afronta represalias terribles que incluyen ejecuciones, torturas y reclusión, a menudo con toda su familia”.

La representante de la ONU lamentó que las preocupaciones internacionales sobre el controvertido programa nuclear de Corea del Norte y el lanzamiento de cohetes estuvieran marginando “la deplorable situación de los derechos humanos en la República Popular Democrática de Corea (DPRK)”.

Ri Jang Gon, vice embajador en la misión de Corea del Norte a la ONU en Ginebra, descartó categóricamente las acusaciones. “Rechazamos absolutamente los dichos. En nuestro país no hay crímenes de ese tipo”, dijo Ri a Reuters.

En cambio, Pillay debería examinar la situación de “Estados Unidos, rey de los abusos a los derechos humanos”, agregó.

Corea del Norte señala que, como es acosada por la hostilidad de Estados Unidos y sus aliados Japón y Corea del Sur, no tiene otra opción que construir una defensa fuerte. Pyongyang está bajo sanciones de la ONU por las pruebas nucleares desarrolladas en 2006 y 2009.

“Hubo algunas esperanzas iniciales de que el advenimiento del nuevo líder podría lograr un cambio positivo en la situación de los derechos humanos de Corea del Norte”, dijo.

“Sin embargo, un año después de que Kim Jong-un se convirtiera en el nuevo líder supremo del país, no hemos visto casi ninguna muestra de mejora”, agregó.

Editado en español por Javier Leira

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below