7 de febrero de 2013 / 0:52 / en 5 años

Iraní Ahmadinejad busca lazos estratégicos con Egipto

Por Tom Perry

EL CAIRO (Reuters) - El presidente de Irán, Mahmoud Ahmadinejad, pidió una alianza estratégica con Egipto y dijo que había ofrecido un préstamo al país árabe, en la primera visita de un líder de la república islámica a El Cairo en más de tres décadas.

En un paso de Irán para propiciar lazos que se rompieron en 1979, el ministro de Relaciones Exteriores iraní dijo que turistas y mercaderes egipcios ya no necesitarán visas para visitar el país, informó la agencia de noticias estatal.

El esfuerzo recibió una fría respuesta, sin embargo. Irán, de mayoría musulmana chií, aún es visto con sospechas por muchos en Egipto, un país predominantemente suní. Los puntos de disputa incluyen el apoyo de Irán al presidente sirio Bashar al-Assad y sus políticas en otras partes del mundo árabe.

Ahmadinejad aseguró que fuerzas extranjeras estaban intentando impedir un acercamiento entre las dos naciones más pobladas de Oriente Medio, en conflicto desde la Revolución Islámica de Irán en 1979 y la firma por parte de Egipto de un tratado de paz con Israel el mismo año.

“Todos debemos entender que la única opción es establecer esta alianza porque va en interés de los pueblos egipcio e iraní y otras naciones de la región”, dijo el líder conservador en declaraciones a periodistas egipcios, según la agencia oficial de noticias MENA.

Los dos países no han restaurado los lazos diplomáticos desde que Egipto derrocó al ex mandatario Hosni Mubarak en el 2011, pero su primer presidente islamista, Mohamed Mursi, dio la bienvenida con alfombra roja a Ahmadinejad el martes a una cumbre de naciones islámicas.

“Existen esfuerzos para impedir que estos dos grandes países se acerquen a pesar del hecho de que los problemas de la región requieren esta reunión, especialmente el tema palestino”, dijo Ahmadinejad.

El ministro de Relaciones Exteriores de Egipto subestimó el trasfondo de la visita, y dijo a Reuters que el presidente iraní estaba en El Cairo sobre todo para la cumbre islámica que comienza el miércoles, “así que es un procedimiento normal. Eso es todo”.

Previamente había asegurado a los países del Golfo Pérsico que Egipto no sacrificaría su seguridad.

El principal erudito suní de Egipto increpó a Ahmadinejad el miércoles cuando visitó la histórica mezquita de Al Azhar y la universidad por la actitud de Teherán con sus vecinos del Golfo y por los intentos de extender la influencia chií en los países suníes.

En su reunión con reporteros egipcios, la agencia de noticias MENA dijo que Ahmadinejad negó acusaciones de que estaba interfiriendo en Bahréin, donde la mayoría chií vive bajo el mandato de una minoría suní.

Tres egipcios y un sirio fueron detenidos por sospechas de intentar atacar al presidente iraní en otra mezquita, según fuentes de seguridad. Fueron detenidos durante la noche pero puestos en libertad tras pagar una fianza el miércoles.

Imágenes de video de un camarógrafo turco parecían mostrar a un hombre con barba que en dos ocasiones trató de lanzar un zapato a Ahmadinejad cuando los fieles abarrotaban la mezquita de Husein.

El presidente no fue alcanzado pero fue llevado a su vehículo rápidamente por su personal de seguridad, deteniéndose para saludar antes de que fuera transportado lejos del lugar.

Fuentes de seguridad dijeron que los tres egipcios detenidos eran miembros de al Gamaa al Islamiya, un grupo islamista radical que se levantó en armas contra el estado en la década de 1990, pero que ha vuelto a la política desde que Mubarak fue derrocado.

En el mundo árabe, arrojar un zapato es un insulto serio.

El diario Al-Ahram citó a Ahmadinejad diciendo en una entrevista que Irán se había ofrecido para prestar dinero a Egipto a pesar de estar sometido a sanciones económicas internacionales por su programa nuclear.

“He dicho previamente que podemos ofrecer una gran línea de crédito a los hermanos egipcios, y muchos servicios”, dijo. No señaló si obtuvo alguna respuesta.

El presidente dijo que la economía iraní había sido afectada por las sanciones, pero que es una “gran economía” que ha presenciado “temas positivos”, afirmando que las exportaciones aumentarían de manera gradual.

Estados Unidos y sus aliados occidentales han buscado cerrar las vitales exportaciones de crudo de Irán mediante embargos a las importaciones desde la República Islámica y cerrando el acceso de Teherán al transporte, los seguros y el financiamiento.

Escrito por Paul Taylor; Traducido por Redacción de Madrid. Editado en español por Marion Giraldo

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below