22 de febrero de 2013 / 16:40 / en 5 años

Cruz Roja advierte del peligro para civiles si la crisis de Mali se alarga

Por Stephanie Nebehay

GINEBRA (Reuters) - El conflicto en el norte de Mali podría alargarse durante meses, dejando a los civiles sin ayuda ni servicios básicos en una situación similar a la de Somalia, según alertó el viernes el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

La agencia independiente dijo que se ha vuelto más difícil contactar con los grupos armados islamistas y determinar quién controla el territorio para obtener garantías de seguridad para sus convoyes de ayuda.

Pero anticipando nuevos enfrentamientos y atentados suicidas, la organización está reuniendo suministros médicos en un hospital en la ciudad septentrional de Gao, donde dijo está atendiendo a seis soldados malienses heridos el jueves. Otros heridos fueron evacuados a la capital Bamako.

“En contra de lo que pueden haber pensado algunos después de que los ejércitos francés y maliense retomaran grandes ciudades, la situación no es estable ni adecuada para que vuelvan los civiles”, dijo a la prensa en Ginebra Jean-Nicolas Marti, responsable de la delegación regional del CICR para Mali y Níger.

Las tropas francesas enviadas para expulsar a los rebeldes vinculadas a Al Qaeda recuperaron rápidamente varias localidades del norte del país el mes pasado. Pero ahora corren el riesgo de verse arrastradas a un conflicto de guerrillas mientras intentan ayudar al débil Ejército maliense a contrarrestar los atentados con bomba y las incursiones rebeldes.

Tropas malienses respaldadas por soldados y helicópteros franceses mataron el jueves a 15 islamistas en Gao, en un combate para retomar una oficina municipal ocupada por milicianos, dijo el viernes el Ministerio de Defensa francés.

Cuatro soldados malienses y dos franceses resultaron heridos en combates iniciados después de que se informara que varios islamistas se habían infiltrado en la localidad, indicó el Ministerio.

“Me preocupa la clase de conflicto asimétrico que vemos ahora, que comienza con una situación precaria de seguridad y poblaciones que no tienen acceso a servicios básicos”, dijo Marti.

“Vemos lo que ha supuesto eso en regiones como Somalia y zonas de Yemen y Afganistán. Es una situación que, si dura, claramente puede crear una serie de problemas humanitarios”, añadió.

Marti dijo que decenas de miles de civiles han huido de sus casas desde el despliegue de las tropas francesas y sus ataques aéreos, sumándose a otras decenas de miles de desplazados antes de la intervención.

“Estamos preposicionando asistencia médica de emergencia porque tememos que habrá más ataques suicidas y combates y la necesidad de atender heridos aumentará en las próximas semanas”, explicó.

El CICR tiene trabajadores humanitarios en Gao, Kidal y Tombuctú, todos africanos, debido a que el secuestro es “una lucrativa actividad” en el país, dijo Marti.

En el norte del país se han registrado violaciones de derechos humanos y violencia sexual, pero el acceso a la zona sigue siendo limitado debido a los combates y las minas, señaló el viernes Naciones Unidas.

Reporte de Stephanie Nebehay

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below