February 1, 2020 / 7:59 PM / a month ago

Bomberos contiene avance de incendios hacia capital de Australia

MELBOURNE/SÍDNEY, 1 feb (Reuters) - Los equipos de bomberos evitaron que los incendios forestales avivados por fuertes vientos y altas temperaturas llegaran a las áreas suburbanas de Canberra, la capital de Australia, lanzando retardante de fuego desde el aire para crear una línea defensiva de 2,5 kilómetros de largo en la tarde el sábado.

Un bombero trabaja para extinguir las llamas después de que un incendio forestal avanzó por el área de Bredbo, Nueva Gales del Sur, Australia. 2 de febrero, 2020. REUTERS/Loren Elliott

Las tres descargas del retardante rosado crearon la línea a lo largo de la parte inferior de una montaña al sur de Canberra, dijeron autoridades, agregando que hay más lanzamientos planeados para el domingo.

Los equipos de bomberos hasta ahora han podido salvar todas las estructuras en el Territorio de la Capital Australiana (ACT, por su sigla en inglés), dijeron las autoridades.

“Este ha sido un buen día de lucha contra incendios para nosotros, en términos de protección de nuestros activos culturales e infraestructura crítica”, dijo el sábado por la noche la comisionada de la Agencia de Servicios de Emergencia de ACT, Georgeina Whelan.

“Nuestra intención esta noche es realizar operaciones para consolidar esas líneas de contención”.

Al principio del día hubo temores de que el incendio llegase a los suburbios del sur de Canberra, amenazando hogares y vidas como ocurrió en 2003, cuando los incendios destruyeron casi 500 casas y causaron cuatro muertes.

Los cielos a lo largo de la autopista Monaro en el ACT se tornaron rojo anaranjado el sábado, cuando un incendio fuera de control se expandió a más de 50.000 hectáreas de tamaño.

Una carretera importante fue cerrada y las autoridades emitieron advertencias para algunos residentes de que era demasiado tarde para evacuar, antes de que las condiciones comenzaran a atenuarse más tarde en el día.

El territorio declaró el estado de emergencia el viernes de cara a las condiciones cálidas y ventosas que se esperan durante el fin de semana.

La devastadora y prolongada temporada de incendios forestales de Australia ha causado la muerte de 33 personas y de un estimado de 1.000 millones de animales nativos desde septiembre. Unas 2.500 casas han resultado destruidas y más de 11,7 millones de hectáreas de matorrales secos han sido arrasadas.

Un segundo gran incendio ardía fuera de control el sábado un poco más al sur, en la región de Snowy Monaro, del estado de Nueva Gales del Sur, la misma área alpina donde un avión cisterna se estrelló el 22 de enero después de arrojar un retardante de fuego, matando a tres bomberos estadounidenses.

Las temperaturas excedieron los 40 grados centígrados (104 Fahrenheit) en partes de Nueva Gales del Sur y el ACT el sábado, lo que provocó advertencias generalizadas para que las personas estén alertas ante el posible peligro de incendio.

Reporte de Will Ziebell en Melbourne y Jonathan Barrett en Sídney; Editado en Español por Ricardo Figueroa

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below