January 4, 2019 / 10:40 PM / 16 days ago

Bolsonaro envía señales de una diluida reforma a pensiones, preocupación por acuerdo Embraer-Boeing

Por Anthony Boadle y Lisandra Paraguassu

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, asiste a una ceremonia de la Fuerza Aérea en Brasilia, Brasil, 4 de enero de 2019. REUTERS/Adriano Machado

BRASILIA (Reuters) - El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, pidió el viernes una edad mínima de retiro significativamente menor que la propuesta por su antecesor, generando preocupación entre los inversores de que apoyará una reforma suavizada al sistema de pensiones.

Bolsonaro también afirmó que la seguridad regional era la base para su declaración del jueves de que podría estar dispuesto a permitir una base militar de Estados Unidos en suelo brasileño como una forma de contrarrestar la influencia rusa en Venezuela.

En una ceremonia de juramento de la Fuerza Aérea, Bolsonaro aseguró además que le preocupa que la última propuesta para la venta del 80 por ciento del negocio de aviación comercial de Embraer a Boeing Co pudiera eventualmente llevar a que la estadounidense se quede con la operación conjunta.

Esta ha sido la mayor expresión de preocupación de su gobierno sobre la alianza, y provocó que las acciones de Embraer bajaran un 5 por ciento en la bolsa local.

Sobre la reforma previsional, Bolsonaro aseguró a periodistas que la edad mínima de retiro sería a los 62 años para los hombres y 57 para las mujeres, a partir de los cinco años posteriores a la aprobación de la ley. Eso está por debajo de los 65 y 62 años respectivamente propuestos por el expresidente Michel Temer.

Una reforma al sistema de pensiones de Brasil se encuentra entre los mayores desafíos de Bolsonaro, ya que aún debe construir una base de votos en el Congreso. Es clave para reducir el déficit público esperado para 2019 de 130.000 millones de reales (34.760 millones de dólares).

CERCANÍA CON EEUU

Desde que asumió la presidencia el martes, Bolsonaro ha aprobado decretos para abrir la economía brasileña, acabar con las violentas bandas de narcotraficantes y rediseñar la política exterior del país.

Bolsonaro, un capitán retirado del Ejército de 63 años que admira la dictadura militar que hubo en Brasil entre 1964 y 1985 y al presidente estadounidense Donald Trump, también profundizó rápidamente los lazos con Estados Unidos e Israel.

En una entrevista televisiva divulgada el jueves, el líder de extrema derecha dijo además que está abierto a la posibilidad de que Estados Unidos opere una base militar en Brasil, un cambio brusco en la política exterior del gigante sudamericano.

El mandatario afirmó que está preocupado por la cercanía de Moscú con el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, a quien en reiteradas veces ha definido como un dictador.

“He discutido esto internamente y con interés en otros países en América del Sur”, comentó el viernes. “Tenemos que preocuparnos por nuestra seguridad y nuestra soberanía”, dijo, agregando que “considero a los estadounidenses nuestros amigos”.

Más temprano, Bolsonaro había advertido en un tuit que los altos niveles de violencia solo bajarán si se aprueban leyes que eximan a policías y militares de ser procesados ​​cuando estén en servicio activo. “Los poderes Legislativo, Ejecutivo y Judicial tienen que adoptar este compromiso con urgencia”, escribió.

Editado en español por Rodrigo Charme y Manuel Farías

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below