August 8, 2019 / 4:53 PM / 2 months ago

Madre de víctima en motín de cárcel brasileña no consigue superar rabia y angustia

Foto de archivo de Odijane Mota, madre de Efraim Mota, quien murió en una revuelta en la cárcel de la ciudad de Altamira, en el norte de Brasil. Ago 2, 2019. REUTERS/Bruno Kelly

ALTAMIRA, Brasil (Reuters) - Odijane Mota no encuentra sentido a la muerte precipitada de su hijo Efraim en una cárcel de Brasil.

El joven de 22 años fue una de las decenas de reclusos que fallecieron durante una revuelta en la cárcel de la ciudad de Altamira, en el norte de Brasil, y su madre apenas puede entender por qué otros prisioneros lo sentenciaron a morir.

Efraim Mota cumplía una condena de ocho años por robar un celular mientras conducía una moto, también robada.

“Cuando pienso en la forma en que mi hijo murió, me supera la tristeza, la angustia”, dijo a Reuters en una entrevista. “Mi hijo no fue enviado ahí a morir, ¿sabes? No llegó ahí para morir”, agregó, llevando unos lentes de sol para cubrir sus ojos hinchados.

Al menos 58 prisioneros perdieron la vida en las horas caóticas de enfrentamientos en la cárcel del estado norteño de Para la semana pasada. Más de una decena fueron decapitados y videos que circulan en internet muestran a reclusos en la prisión pateando las cabezas de las víctimas por el suelo. [nL2N24U0SO]

Autoridades del estado dijeron que la violencia comenzó cerca de la hora del desayuno el lunes, cuando reclusos de una pandilla llamada Comando Classe A prendieron fuego una celda con prisioneros de la banda rival Comando Vermelho.

El control de las prisiones y de las poderosas pandillas carcelarias ha probado ser un dolor de cabeza para el presidente Jair Bolsonaro, quien hizo su campaña electoral prometiendo tomar duras medidas para mejorar la seguridad.

“Mi hijo no era un criminal peligroso”, dijo Mota, quien responsabilizó a las autoridades por no hacer lo suficiente para impedir la masacre en la cárcel una vez que se inició el incendio. Afirmó que pelearía en las cortes en busca de justicia para su hijo, a fin de que su muerte no haya sido en vano.

Nunca me voy a resignar, jamás”, declaró. “Saber que nadie hizo nada, esta será una tristeza que tendré por el resto de mi vida, con rabia en mi corazón. Tuvieron la oportunidad de hacerlo, tuvieron el tiempo, pero nadie hizo nada”, reclamó.

Reporte de Bruno Kelly. Editado en español por Marion Giraldo

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below