February 27, 2019 / 12:37 PM / 3 months ago

Líder euroescéptico conservador modera su posición sobre el plan de May para el Brexit

LONDRES (Reuters) - El líder de una facción proBrexit en el Partido Conservador de la primera ministra británica, Theresa May, suavizó el miércoles su oposición al acuerdo propuesto por la mandataria para salir de la Unión Europea de cara a una votación sobre el proceso el mes próximo.

El legislador británico del Partido Conservador Jacob Rees-Mogg abandona la oficina de Gabinete, en Londres, el 28 de enero de 2019. REUTERS/Peter Nicholls.

Jacob Rees-Mogg dijo que ya no insistirá en que se elimine la salvaguarda para la frontera irlandesa como condición para dar su apoyo y añadió que podría haber otras fórmulas que garanticen que dicho mecanismo no sea permanente.

“Puedo vivir con la eliminación de facto de la salvaguarda. Es decir, si hay una fecha clara para el fin de la salvaguarda y eso está en el texto del tratado o (en una declaración) equivalente al texto del tratado”, dijo Rees-Mogg a la radio de la BBC.

Ante la división del Parlamento británico sobre cómo proceder con el Brexit, el Grupo de Análisis Europeo (ERG, por sus siglas en inglés) de Rees-Mogg, que reúne a parlamentarios euroescépticos del Partido Conservador, es clave para el resultado del Brexit.

El ERG jugó un papel importante en la histórica derrota que sufrió May el mes pasado cuando presentó al Parlamento el plan acordado con Bruselas.

Sin embargo, el grupo debe decidir ahora si respalda una versión revisada del plan o corre el riesgo de que se apruebe un retraso en la salida de la UE e incluso de que se convoque un segundo referéndum, después de que el Partido Laborista, principal agrupación política de la oposición, respaldó una votación pública.

El martes May allanó el camino para retrasar hasta junio el Brexit -cuya fecha oficial está prevista el 29 de marzo- si pierde la última votación sobre su acuerdo de divorcio el próximo mes.

En opinión de Rees-Mogg, el límite temporal para la salvaguarda debe ser “una fecha corta, no una larga”.

La salvaguarda irlandesa o “backstop” es una red de seguridad para evitar la restauración de una frontera rígida con controles entre la República de Irlanda, país miembro de la UE, e Irlanda del Norte, territorio británico.

Este mecanismo se ha convertido en el principal escollo en las conversaciones sobre el proceso, que han llegado a un punto muerto a falta de solo 30 días para que Reino Unido abandone el bloque.

Reporte adicional de Elisabeth O'Leary en Edimburgo, Madeline Chambers en Berlín y Padraic Halpin en Dublín. Editado en español por Tomás Cobos en la redacción de Madrid

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below