June 26, 2008 / 7:46 PM / 12 years ago

ANALISIS-Inflación hace a firmas EEUU reevaluar 'Hecho en China'

Por Emily Kaiser y Nicole Maestri

WASHINGTON/NUEVA YORK (Reuters) - Desde el sudeste de China a los puertos de California, una aparentemente interminable flota de barcos contenedores ha trasladado una cantidad cada vez mayor de mercancía a bajo costo para los consumidores estadounidenses.

Sin embargo, el flujo se está desacelerando ante los altos precios de los alimentos, el combustible y de una serie de otras materias primas dentro de China, lo que está generando un alza en el valor de sus exportaciones.

Como resultado, los precios son más altos en tiendas estadounidenses como Wal-Mart y Target, firmas que han ido aumentando cada vez más su abastecimiento de bienes chinos.

Además, esto podría significar menores márgenes de ganancias para un amplio sector de Corporate America, que por años ha recurrido a China para reducir los costos, y está comenzando a generar una cacería global en busca de la próxima fábrica mundial de productos con un valor reducido.

Las presiones de precios llegan en momentos delicados para una economía estadounidense que aún está debilitada por una caída inmobiliaria que se encuentra actualmente en su tercer año. Los propietarios de viviendas se sienten más pobres y eso ha perjudicado el gasto del consumidor, lo que ha dificultado a las compañías subir los precios para enfrentar la inflación.

“China contuvo la inflación (de Estados Unidos), y creo que perderemos eso,” dijo Jerry Hausman, profesor de economía en el Instituto de Tecnología de Massachusetts, quien ha estudiado el impacto de Wal-Mart sobre la inflación.

“China no está sólo exportando inflación, sino que (...) es un motivo para gran parte de la inflación de las materias primas. Son causa y efecto de la inflación,” agregó.

A medida que la economía china, de rápido crecimiento, ingiere una mayor parte de los recursos mundiales, acelerando la inflación, su máxima exportadora está comenzando a ahogarse por los altos precios. El resto del mundo también está sintiendo la presión, más fuertemente en países pobres que luchan por alimentar a sus poblaciones ante el alza en los costos de los alimentos.

Los salarios de los trabajadores manufactureros en China están aumentando fuertemente. Cerca de 50 naciones, que representan a un 42 por ciento de la población mundial, cuentan actualmente con una inflación de dos dígitos, según una investigación de Morgan Stanley.

Eso ayuda a explicar porqué los precios de las importaciones estadounidenses registraron en mayo su mayor alza en tres meses desde 1990. El costo de las importaciones desde China subió en un 4,6 por ciento para el año finalizado en mayo, su mayor incremento anual desde la primera publicación del índice, en diciembre del 2003.

El resultado final es que cada dólar compra menos actualmente de lo que compraba hace un año. Según datos del Departamento del Trabajo de Estados Unidos, el poder de compra que se tenía hace un año con 100 dólares ahora se tiene con 104,48 dólares. Desde el 2006 al 2007, el cambio fue menor, con una diferencia de 2,85 dólares.

EL EFECTO WAL-MART

La conexión con China es tal vez la más visible dentro de las grandes cadenas minoristas de Estados Unidos. Durante la última década, Wal-Mart Stores Inc, Target Corp y otras grandes tiendas han aumentado sus importaciones desde China, una de sus principales armas en la batalla por precios bajos.

Actualmente, las importaciones representan cerca del 18 por ciento de la demanda agregada de Estados Unidos, un alza desde el 10 por ciento de finales de la década de 1980, dijo el jueves el vicepresidente de la Reserva Federal estadounidense, Donald Kohn.

¿La razón? Simplemente los precios.

Según datos del Departamento de Comercio analizados por Sanford Bernstein & Co., en 1997 los minoristas pagaban en promedio 59,15 dólares por una decena de camisas para hombre, mientras que en el 2007 su costo fue de 42,14 dólares.

La aparición de China como una potencia exportadora fue una gran razón tras la disminución en los costos minoristas.

Sin embargo, datos recientes muestran que los precios están subiendo dentro de las tiendas que por bastante tiempo se han vanagloriado de reducir los costos.

Los analistas de JPMorgan realizan un sondeo mensual de precios a las cadenas, entre ellas Wal-Mart y Target. En mayo del 2007, una canasta de 23 artículos idénticos tuvo un costo de 106,92 dólares en Wal-Mart y 110,21 dólares en Target. En mayo del 2008, los mismos artículos tuvieron un valor de 108,79 dólares en Wal-Mart y 111,93 dólares en Target.

Lena Michaud, portavoz de Target, dijo que la cadena está comenzando a ver la inflación en los artículos de vestuario y vivienda que ha comprado durante el segundo semestre del año.

“En todos los casos, intentaremos mantener nuestra tasa de margen bruto sobre los artículos afectados, pero por supuesto que el resultado depende de la respuesta del mercado a cualquier alza de costos,” indicó.

Uta Werner, analista del sector minorista de Sanford Bernstein, sostuvo que los minoristas están buscando regiones que reemplacen a China, pero agregó que, mientras tanto, sus márgenes de ganancias se verían afectados.

HECHO EN VIETNAM

Reemplazar a China como la fábrica del mundo es algo difícil de lograr. Con la excepción de India, ningún país puede acercarse a China en cuanto a la cantidad de potenciales trabajadores fabriles, e India, que podría hacerlo, no cuenta con la infraestructura necesaria.

Aun así, hay señales de que las empresas están cambiando, al menos, la producción de algunas manufacturas hacia otros países. Vietnam y México son dos de los lugares más apetecidos.

Chris Kuehl, jefe de economistas de la Asociación de Fabricantes y Manufactureros, dijo que sus miembros estaban respondiendo a los llamados de clientes que buscaban trasladar su producción de China a México.

“Aún es poco comparado con cómo era en el pasado (antes del auge de China), pero siguen recibiendo solicitudes de gente que dice ‘estamos pensando en trasladar nuestras operaciones de vuelta a Norteamérica,”‘ indicó.

Si bien trasladarse a un lugar más cercano al de origen reduciría los costos de envío, un factor clave en momentos en que los precios del petróleo están en máximos históricos, las empresas no pueden escapar de la inflación abandonando China. Recientemente, el banco central de México subió sus tasas de interés para intentar contener las alzas de precios.

“La inflación más reciente proveniente de las presiones de precios y alimentos es un fenómeno global y se espera que afecte todos los precios,” dijo Emek Basker, profesor de la Universidad de Missouri en Columbia, Missouri, quien estudió los patrones de importaciones entre las cadenas minoristas, entre ellas Wal-Mart.

“Una mayor cantidad de tiendas tendrá que subir sus precios en respuesta a los costos más altos,” dijo.

Editado en español por Rodolfo Saavedra

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below