October 14, 2008 / 10:33 PM / 12 years ago

Senado mexicano comienza a votar polémica reforma energética

MEXICO DF (Reuters) - Dos comisiones del Senado mexicano comenzaron el martes a votar una reforma energética que busca revertir el declive en la producción de crudo pero ha generado polémica en torno a cuánta participación debe darse al sector privado en la industria petrolera.

Esta industria, nacionalizada en 1938, es un símbolo de soberanía nacional en México y la principal fuente de ingresos del país, uno de los mayores proveedores de Estados Unidos.

Las comisiones de Energía y de Estudios Legislativos aprobaron el martes el primero de siete dictámenes que prevé la creación de una comisión para promover el uso eficiente de la energía, un punto sobre el que no hubo mayores discrepancias.

El Senado continuó analizando y posiblemente votaría hoy mismo la creación de otra comisión para supervisar la explotación y exploración de hidrocarburos.

El dictamen más polémico es el que prevé reformar la ley orgánica de la petrolera estatal Pemex para permitirle ofrecer contratos con incentivos a firmas privadas para exploración, una herramienta clave para elevar la producción de crudo.

El dictamen sobre contratos, que ha sido el más polémico dentro de las discusiones porque un sector de la izquierda los ve como un intento para privatizar a Pemex, podría ser votado en comisiones en los próximos días.

El ala más radical del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), liderada por el ex candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, ha anunciado protestas callejeras en rechazo a la reforma, que impulsa el presidente conservador Felipe Calderón.

APOYO DEL PRI

Calderón tiene una mayoría relativa en el Congreso y espera el apoyo del opositor Partido Revolucionario Institucional (PRI), que en el pasado votó a favor de reformas oficialistas.

El primer dictamen de la reforma pasó en comisiones con los votos del oficialista Partido Acción Nacional (PAN) y del PRI. El PRD se abstuvo.

Los senadores han rechazado los llamados contratos de riesgo, con los que Pemex tendría que compartir las ganancias por la producción de crudo con las empresas.

En otro tema controvertido, los senadores de oposición -que tienen más asientos en las dos comisiones- rechazan una propuesta de Calderón sobre refinación, lo que permitiría a empresas privadas ser propietarias de plantas procesadoras.

Pero también se desbarató un acuerdo preliminar de la oposición para crear empresas filiales de Pemex, que serían las encargadas de construir las plantas refinadoras.

Al concluir las votaciones en comisiones del Senado, la reforma energética pasará al pleno de la Cámara Alta y después a la Cámara de Diputados.

Reporte de Miguel Angel Gutiérrez

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below