May 22, 2009 / 7:57 PM / 11 years ago

Peso argentino estable, con poco volumen por huelga

BUENOS AIRES (Reuters) - El peso argentino cerró estable el viernes, controlado por el Banco Central, en una sesión con caída de volumen por una huelga bancaria en reclamo de mejoras salariales.

La autoridad monetaria persiste en sus escalonadas intervenciones casi diarias, que a criterio de los operadores obedecen al intento de alentar las exportaciones e incrementar las reservas para enfrentar la crisis global.

Las transacciones interbancarias permanecieron a 3,735/3,7375 por dólar, cerca de los valores mínimos desde enero del 2002, cuando la moneda soportó una fuerte depreciación.

La Asociación Bancaria realizó su tercera huelga en el último mes en reclamo de aumentos de salarios tras infructuosas negociaciones con las cámaras empresarias.

Además, ayudó a la merma del volumen el feriado previsto para el lunes en Argentina y Estados Unidos. Los mercados de ambos países permanecerán cerrados en esa fecha.

Con la política cambiaria oficial se alejan las especulaciones de bruscas oscilaciones del tipo de cambio en el corto plazo, ya que la entidad absorbe los dólares sobrantes de las exportaciones y vende cuando la demanda se incrementa.

“La autoridad monetaria continuará con su estrategia de ‘flotación administrada’, a menos que una crisis política genere una corrida cambiaria y bancaria. Si no se da este escenario extremo, el tipo de cambio podría aumentar hasta 3,8 pesos para las elecciones y, luego, tener una suba un poco más ágil hasta fin de año”, dijo Capital Markets Argentina.

La consultora agregó que “si bien vemos un piso de 4,2 pesos (por dólar), el nivel que alcanzará para esa fecha (fin del 2009) dependerá del grado de incertidumbre sobre la gobernabilidad que deje el resultado del ‘kirchnerismo’ (oficialismo) en las elecciones”.

Los argentinos acudirán a las urnas el 28 de junio en elecciones de medio término, que son vistas por los analistas como un sondeo a la gestión de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

La franja cambiaria informal, donde no participa el Banco Central, tuvo una ligera depreciación del 0,13 por ciento a 3,80/3,805 pesos por dólar, valores similares a los anotados a inicios de julio del 2002.

En las pizarras minoristas, la moneda argentina continuó a 3,725/3,755 por dólar, de acuerdo con el promedio entre bancos y casas de cambio.

EURO

La debilidad de la moneda estadounidense frente a la europea generó una nueva depreciación del peso argentino ante el euro.

Operadores señalaron que el peso perdió un 1,35 por ciento a 5,15/5,19 por euro en las anotaciones mayoristas, y cayó el 1,34 por ciento a 5,10/5,24 unidades a nivel minorista.

Reporte de Jorge Otaola, Editado por Inés Guzmán

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below