November 19, 2018 / 11:26 AM / 25 days ago

Sigue búsqueda de desaparecidos por incendios en California mientras lluvia se acerca

(Reuters) - Los servicios de emergencia buscaban a cerca de 1.000 personas que siguen desaparecidas por los incendios forestales más letales en la historia de California, en momentos en que los equipos de bomberos reciban ayuda de lluvías.

Las antropólogas forenses Kyra Stull (al centro) y Tatiana Vlemincq (derecha) inspeccionando entre los restos de una casa rodante destruida por el Camp Fire en Paradise, California, EEUU. 17 de noviembre de 2018. REUTERS/Terray Sylvester

Los restos de 77 personas han sido recuperados, dijo la Oficina del Sheriff del Condado de Butte el domingo por la noche, luego de reducir la cantidad de desaparecidos de 1.276 a 993. 

El número de desaparecidos ha fluctuado dramáticamente durante la última semana a medida que se conocen los informes de los equipos de rescate en terreno. La oficina del alguacil dijo que la cifra continuará oscilando mientras se encuentren restos, lleguen más reportes y las personas que han sido dadas por desaparecidas sean encontradas.  

El incendio Camp estalló en el norte de California el 8 de noviembre y rápidamente destruyó Paradise, un pueblo de montaña de casi 27.000 habitantes a unos 150 kilómetros al norte de la capital del estado, Sacramento. 

Las autoridades dijeron que el siniestro ha consumido cerca de 44.515 hectáreas y que estaba contenido en un 66 por ciento el lunes por la mañana, mientras “los bomberos continúan fortaleciendo y mejorando las líneas de control”, dijo el Departamento de Bosques y Protección contra Incendios de California.

Se espera que caigan hasta cien milímetros de lluvia al norte de San Francisco entre la tarde del martes y el viernes, dijo Patrick Burke, un meteorólogo del Centro de Predicción del Clima del Servicio Meteorológico Nacional en Maryland.    

Las fuertes lluvias podrían ayudar a contener el fuego esta semana. Sin embargo, las precipitaciones también harán más difícil el trabajo de los equipos forenses que escudriñan la ceniza y la tierra en busca de los huesos de los muertos.

Las autoridades han dicho que no se espera una contención completa de las llamas hasta el 30 de noviembre.  

“La lluvia perturbará fácilmente el suelo donde podrían encontrarse restos”, dijo Burke del Servicio Nacional de Meteorología.  

Patólogos de la Universidad de Nevada trabajaron durante el fin de semana mientras los bomberos retiraban escombros, recogían trozos de huesos calcinados y fotografiaban todo lo que pudiera ayudar a identificar a las víctimas.

La lluvia también podría aumentar el riesgo de deslizamientos de tierra en áreas donde el fuego destruyó toda la vegetación.

“Si bien no es una tormenta excepcionalmente fuerte, las recientes llamas hacen que los deslizamientos de lodo en colinas y pendientes sean un verdadero peligro”, dijo Burke.    La tormenta, que se espera que lleve vientos moderados de 24 a 32 kilómetros por hora, también podría causar problemas a los evacuados, cientos de los cuales se están refugiando en tiendas de campaña y automóviles. 

El número de personas que necesita refugio no está claro, pero a 52.000 personas se les ordenó evacuar.  

Los evacuados que dormían en tiendas de campaña en un estacionamiento de Walmart en Chico, al oeste de Paradise, fueron trasladados a refugios el domingo porque esa zona es propensa a las inundaciones, según medios locales.

En una zona a unos 640 kilómetros al sur de Sacramento, cerca de Malibú, caerían al menos cinco centímetros de lluvia sobre un segundo incendio, el Woolsey. Hasta ahora este siniestro ha dejado tres muertos y estaba contenido en un 94 por ciento el lunes por la mañana. Se espera que el jueves esté sofocado totalmente.   

La causa de ambos incendios está bajo investigación, pero empresas de servicios eléctricos informaron problemas localizados en equipos cuando se produjeron.  

PG&E Corp ha dicho que podría enfrentar una responsabilidad que supere su cobertura de seguro si se descubre que sus equipos causaron el incendio Camp.

Muchas escuelas del área de San Francisco permanecían cerradas el lunes debido al humo generado por Camp, cuyas llamas se encuentran a aproximadamente 270 kilómetros al noreste de esa ciudad.

Reporte de Rich McKay. Editado en español por Rodrigo Charme

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below