September 2, 2019 / 6:37 AM / 16 days ago

La guerra comercial castiga a las fábricas asiáticas y ralentiza la demanda

TOKIO (Reuters) - La amarga guerra comercial entre China y Estados Unidos mantuvo en declive la actividad de las fábricas asiáticas durante el mes de agosto, según revelaron encuestas a directivos de empresas, lo que refuerza los argumentos para que los dirigentes económicos lancen nuevas medidas de estímulo para contrarrestar los riesgos de la recesión.

FOTO DE ARCHIVO: Un empleado trabaja en la línea de producción de una fábrica de neumáticos del Grupo Tianjin Wanda Tyre, que exporta sus productos a países como Estados Unidos y Japón, en Xingtai, provincia de Hebei, China, el 21 de mayo de 2019. REUTERS/Jason Lee/File Photo

La actividad industrial de China creció contra pronóstico en agosto ante un aumento de la producción, según mostró el lunes el índice de un sondeo entre directivos de compras de empresas privadas (PMI), pero los pedidos de exportación cayeron por tercer mes consecutivo, y al mayor ritmo desde noviembre de 2018, y la confianza de las empresas mostró debilidad.

Corea del Sur, Japón y Taiwán, que dependen de las exportaciones, también vieron cómo se reducía la actividad de las fábricas, lo que pone de relieve el creciente impacto de la guerra arancelaria entre las dos economías más grandes del mundo, que se ha convertido en un problema cada vez más grave.

“El panorama más amplio de las exportaciones asiáticas sigue siendo muy débil debido al impacto de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, que sigue intensificándose”, dijo Rajiv Biswas, economista jefe de IHS Markit para Asia y el Pacífico.

“No es sólo la guerra comercial entre EEUU y China. También es la desaceleración en el sector automovilístico de China y que la demanda de teléfonos inteligentes en China se ha ralentizado. Esto está teniendo un impacto negativo en el sector de la electrónica de Corea del Sur y Japón”.

En una nueva escalada de las tensiones comerciales, Estados Unidos comenzó a imponer el domingo aranceles del 15% a una serie de productos chinos. China respondió con nuevos aranceles sobre el crudo estadounidense.

En China, el índice Caixin/Markit de directivos de compras (PMI) en el sector industrial alcanzó en agosto un máximo de cinco meses, en 50,4, frente a los 49,9 de julio, superando la media de las previsiones del mercado y el nivel de 50 puntos que separa la contracción del crecimiento sobre una base mensual.

Esta cifra se publica tras difundirse el fin de semana el PMI oficial de Pekín, que mostró que la actividad de las fábricas se contrajo en agosto por cuarto mes consecutivo, lo que apunta a una mayor desaceleración de la segunda economía más grande del mundo.

En el resto de Asia, la actividad manufacturera japonesa cayó por cuarto mes consecutivo en agosto, poniendo de manifiesto un panorama sombrío para la tercera economía más grande del mundo.

Si bien las exportaciones de Japón cayeron por octavo mes consecutivo en julio debido a la caída de las ventas en China, la economía ha disfrutado hasta ahora de un crecimiento constante gracias a la robusta demanda interna.

Pero hay indicios de que la economía puede empezar a perder el apoyo del consumo y del gasto en bienes de equipo.

Información de Leika Kihara; traducido por Tomás Cobos en la redacción de Madrid

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below