May 22, 2020 / 8:20 AM / 3 months ago

China renuncia a un objetivo para el PIB en la inauguración de la reunión parlamentaria

PEKÍN, 22 may (Reuters) - China abandonó su objetivo de crecimiento anual por primera vez y prometió más gasto público mientras la pandemia COVID-19 golpea a la segunda economía más grande del mundo, lo que pone otra nota sombría en la inauguración de su sesión parlamentaria anual.

Una bandera china se muestra en el distrito financiero de Lujiazui en Pudong, Shanghai, China, el 22 de mayo de 2020. REUTERS/Aly Song

La omisión del objetivo en el informe de trabajo que presentó el viernes el primer ministro Li Keqiang supone la primera vez que China no ha fijado un objetivo para el producto interior bruto (PIB) desde que el Gobierno comenzó a publicar dichos objetivos en 1990.

La economía se contrajo un 6,8% en el primer trimestre, su primera contracción en décadas, azotada por el brote del nuevo coronavirus, que comenzó en la ciudad central china de Wuhan.

“No hemos establecido un objetivo específico de crecimiento económico para el año, principalmente porque la situación de la epidemia mundial y la situación económica y comercial son muy inciertas, y la evolución de China se enfrenta a algunos factores impredecibles”, dijo Li al inicio de la sesión anual del Legislativo chino, la Asamblea Nacional Popular (ANP).

El consumo interno, la inversión y las exportaciones están disminuyendo, y la presión sobre el empleo está creciendo significativamente, mientras que los riesgos financieros están aumentando, advirtió.

China se ha fijado el objetivo de crear más de 9 millones de empleos urbanos este año, según el informe de Li, por debajo del objetivo de al menos 11 millones en 2019, y se trata además de la cifra más baja desde 2013.

Antes de la Asamblea Popular Nacional, la reunión de una semana del parlamento, que en su mayoría ejerce un papel simbólico, los principales líderes de China han prometido impulsar las medidas de estímulo para reforzar la economía en un contexto de creciente preocupación por la pérdida de puestos de trabajo que podría amenazar la estabilidad social.

Pekín también ha presentado planes para una legislación sobre seguridad para Hong Kong, que según Li proporcionará un sistema jurídico “sólido” y mecanismos de aplicación, pero que según los críticos podría frenar la autonomía de la ciudad.

La medida provocó advertencias de Estados Unidos, caídas en los mercados de valores asiáticos y llamamientos entre los activistas de Hong Kong para protestar en la antigua colonia británica.

MÁS ESTÍMULO MONETARIO Y FISCAL

China se propone un déficit presupuestario para 2020 de al menos el 3,6% del PIB, por encima del 2,8% del año pasado, y fijó la cuota de emisión de bonos especiales de las administraciones locales en 3,75 billones de yuanes (527.000 millones de dólares), frente a los 2,15 billones de yuanes del año pasado, según Li.

El Estado emitirá 1 billón de yuanes en bonos especiales del Tesoro este año, la primera emisión de este tipo. Transferirá 2 billones de yuanes recaudados del mayor déficit presupuestario de 2020 y de los bonos especiales del tesoro anticoronavirus a las administraciones locales, dijo Li.

Los bonos de los gobiernos locales podrían utilizarse para financiar proyectos de infraestructura, mientras que los bonos especiales del tesoro podrían utilizarse para apoyar a las empresas y regiones afectadas por el brote.

“El presupuesto anual apunta a un estímulo fiscal este año al menos a la par con el que siguió a la crisis financiera mundial”, escribió en una nota Julian Evans-Pritchard, economista para China de Capital Economics.

Sin embargo, Nie Wen, economista del Hwabao Trust, con sede en Shanghái, considera que el informe de Li indica que China “no recurrirá al estímulo masivo por el que algunos actores del mercado han estado apostando”.

Nie prevé que el crecimiento del PIB se ralentizará drásticamente este año, desde el 6,1% del año pasado a alrededor de un 2% o un 3%.

“El crecimiento económico de este año debe alcanzar alrededor del 3% para crear 9 millones de nuevos puestos de trabajo urbanos”, dijo Nie, que añadió que el tamaño del estímulo fiscal anunciado por Li es de unos 4 billones de yuanes.

En consonancia con la ralentización de la economía, China aumentará el gasto en defensa en un 6,6% este año, el menor incremento más lento en tres décadas, mientras que el presupuesto para la protección del medio ambiente aumentará un modesto 4%.

La política monetaria será más flexible, según Li, quien añadió que el crecimiento del M2 - un indicador de la oferta monetaria - y la financiación social total serán significativamente más altos este año.

El Banco Popular de China guiará su tasa de préstamo de referencia hacia un nivel más bajo, según Li.

Información de Kevin Yao, Judy Hua, Stella Qiu, Yawen Chen, Cheng Leng, Lusha Zhang, Colin Qian, Roxanne Liu, Huizhong Wu, Gabriel Crossley, Yew Lun Tian, Se Young Lee, Tony Munroe, y Ryan Woo; editado por Shri Navaratnam y William Mallard; traducido por Tomás Cobos

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below