September 18, 2018 / 12:14 PM / 3 months ago

Inundaciones complican viajes en medio de evaluación de daños tras paso de Florence en EEUU

WILMINGTON/FAYETTEVILLE, EEUU (Reuters) - Residentes de Carolina del Norte y del Sur en Estados Unidos luchaban el martes para volver a la normalidad después del impacto del huracán Florence, pero sus esfuerzos se vieron obstaculizados por la gran cantidad de agua acumulada y se esperaban inundaciones adicionales de ríos con un enorme caudal.

Casas en medio de las inundaciones causadas por el huracán Florence, en esta imagen aérea, en las afueras de Lumberton, Carolina del Norte, EEUU, 17 de septiembre de 2018. REUTERS / Jason Miczek

Al menos 32 personas han perdido la vida como consecuencia del paso de Florence, incluyendo 25 en Carolina del Norte y seis en Carolina del Sur. Otra persona murió en Virginia, donde se desarrollaron al menos 16 tornados el lunes que destruyeron decenas de casas, según reportes del Servicio Meteorológico Nacional (NWS, por sus siglas en inglés).

Se espera que el caudal de ríos y canales siga aumentando el martes en lugares como Fayetteville, Carolina del Norte, una ciudad de 200.000 personas en la parte sur del estado, según el NWS, complicando los esfuerzos para restablecer la energía eléctrica, despejar caminos y el retorno a los hogares.

Más de 1.100 carreteras aún permanecían cerradas en Carolina de Norte, dijo el martes el gobernador Roy Cooper. Unos 16 ríos en el estado han alcanzado importantes niveles de inundación, agregando que se espera que tres más lo hagan en los próximos dos días.

“Las condiciones de los caminos están comenzando a mejorar en algunas partes de nuestro estado, pero la crecida de arroyos y ríos sigue haciendo que viajar sea inseguro”, afirmó Cooper en una conferencia de prensa.

Funcionarios aseguraron que los residentes no deberían tratar de volver aún a los condados en la costa del estado debido a los riesgos de inundaciones.

La tormenta descargó más de 30 billones de litros de lluvia en Carolina del Norte, aseguró el servicio de meteorología. El martes, los remanentes de Florence siguieron arrojando abundantes precipitaciones en la región central de la costa este y el sur de Nueva Inglaterra.

Los daños a la propiedad derivados de la tormenta alcanzarían el rango de entre 17.000 millones y 22.000 millones de dólares, pero ese cálculo podría resultar conservador si ocurren más inundaciones, de acuerdo a la unidad de manejo de riesgos de Moody’s Analytics.

El presidente Donald Trump viajaría a la región el miércoles, según CNN y medios locales.

Se han llevado a cabo miles de rescates en las Carolinas y más de 650 personas fueron llevadas a lugares seguros dentro y alrededor de Wilmington, en Carolina del Norte, dijo Barbi Baker, portavoz del condado de New Hanover.

La ciudad recibió el impacto directo cuando Florence tocó tierra continental y ha quedado mayormente aislada debido a las marejadas e inundaciones que se produjeron en el sector.

Reporte adicional de Bernie Woodall en Miami; Brendan O'Brien en Milwaukee: Jessica Resnick-Ault y Barbara Goldberg en Nueva York; Anna Mehler Paperny en Carolina del Norte; y Rich McKay en Atlanta. Escrito por Brendan O'Brien y Bill Trott. Editado en español por Marion Giraldo y Manuel Farías

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below