January 18, 2019 / 11:00 AM / a month ago

Colombia pide a Cuba capturar a 10 integrantes del ELN tras ataque a academia policial

BOGOTÁ (Reuters) - Colombia pidió el viernes a Cuba capturar a 10 integrantes de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) que se encuentran en La Habana y reactivó las órdenes de arresto tras acusar a ese grupo del ataque con un carro bomba a una academia de la policía que dejó 21 personas muertas y 68 heridas.

El ministro de Defensa de Colombia, Guillermo Botero, habla en una rueda de prensa en Bogotá. 18 de enero de 2019. Courtesía de la Presidencia de Colombia/vía REUTERS. ATENCIÓN EDITORES - ESTA IMAGEN HA SIDO ENTREGADA POR UN TERCERO.

La decisión del presidente Iván Duque podría desencadenar una intensificación del conflicto armado interno, con un aumento de la ofensiva militar contra el ELN y de ataques contra las Fuerzas Armadas y la infraestructura económica del país, incluso en centros urbanos, según analistas.

“He ordenado el levantamiento de la suspensión de las órdenes de captura a los 10 miembros del ELN que integraban la delegación de este grupo en Cuba y he revocado la resolución que creaba las condiciones que permitan su permanencia en ese país”, dijo Duque en una alocución por radio y televisión.

“Esto significa la terminación inmediata de todos los beneficios otorgados a ellos en el pasado por el Estado y la activación de las circulares rojas de la Interpol”, afirmó al pedir a Cuba “hacer efectivas las capturas de los terroristas que se encuentran en su territorio y entregarlos a las autoridades policiales colombianas”.

Cuba fue durante meses sede de las conversaciones de paz entre el gobierno del expresidente Juan Manuel Santos y el ELN, por lo que varios negociadores del grupo rebelde permanecen en el país caribeño a la espera de una reactivación de los diálogos.

El ataque del jueves, el peor de su tipo en Colombia en los últimos 15 años, fue atribuido por el gobierno al ELN, que tiene unos 2.000 combatientes y es considerado como una organización terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea.

“El grupo armado terrorista ELN es el autor del despreciable ataque contra el centro de estudios de la Policía Nacional”, aseguró el mandatario, quien reiteró que un diálogo de paz con esa guerrilla solo será posible cuando libere a las personas que mantiene privadas de libertad, renuncie al secuestro y suspenda los ataques.

Un vehículo cargado con 80 kilos de pentonita ingresó de forma violenta a la Escuela General Santander, el centro de formación de oficiales, y explotó después de estrellarse contra un muro.

DESCARTAN ATAQUE SUICIDA

Uno de los fallecidos fue José Aldemar Rojas, alias “El Mocho Kiko”, el autor material del ataque que conducía el vehículo cargado con los explosivos y quien pertenecía al ELN, según el fiscal general, Néstor Humberto Martínez.

Rojas era experto en explosivos, había perdido su mano derecha en una explosión accidental y tenía su centro de operaciones en el departamento de Arauca desde donde pasaba con frecuencia a Venezuela, según las autoridades.

La mano izquierda de Rojas fue encontrada cerca al sitio de la explosión, lo que permitió identificarlo a través de sus huellas dactilares, dijo el fiscal Martínez, al revelar que luego de interceptaciones telefónicas fue capturado en Bogotá un hombre que reconoció su participación en el ataque.

Además del conductor del carro bomba, murieron 20 cadetes, incluida una alumna ecuatoriana, todos jóvenes entre 18 y 25 años.

Pese a las características del ataque, el ministro de Defensa, Guillermo Botero, descartó que se hubiera tratado de una acto suicida. “No existe, hasta el momento, ningún elemento que nos permita concluir que esta persona se suicidó”.

Los ataques con vehículos cargados con explosivos fueron frecuentes en Colombia en medio de la guerra del Estado contra el Cartel de Medellín que dirigió el difunto narcotraficante Pablo Escobar, a finales de la década de 1980, así como por las acciones de los grupos guerrilleros izquierdistas.

Sin embargo, estos hechos se redujeron considerablemente tras el acuerdo de paz que firmaron en 2016 el gobierno y la desmovilizada guerrilla de las FARC para poner fin a un conflicto de más de medio siglo que ha dejado 260.000 muertos y millones de desplazados.

“Para toda Colombia hoy es claro que el ELN no tiene ninguna genuina voluntad de paz. Basta ya, señores del ELN. Basta ya de muertos, basta ya de secuestros y de atentados contra el medio ambiente. Colombia les dice: Basta”, concluyó Duque.

El ELN no se pronunció sobre las decisiones del gobierno de Colombia, mientras que tampoco hubo ninguna reacción inmediata de Cuba.

Reporte de Luis Jaime Acosta y Nelson Bocanegra, editado por Gabriela Donoso y Natalia Ramos

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below