August 8, 2019 / 10:09 PM / 2 months ago

Unos 300.000 civiles están en peligro por choque grupos armados en noreste de Colombia: HRW

Foto del jueves de José Miguel Vivanco, director de Human Rights Watch Americas, presentando un reporte ante la prensa en Bogotá, Colombia. Ago 8, 2019. REUTERS/Luisa Gonzalez

BOGOTÁ (Reuters) - El enfrentamiento por el control territorial y del narcotráfico entre tres grupos armados ilegales en una zona del noreste de Colombia fronteriza con Venezuela ha desatado una “guerra sin cuartel” que tiene “prisioneros” a 300.000 civiles que soportan graves abusos, denunció el jueves Human Rights Watch.

El grupo de derechos humanos aseguró que la complicada situación se registra en la región de El Catatumbo, que incluye 11 municipios del departamento de Norte de Santander, donde tienen presencia el Ejército de Liberación Nacional (ELN), la banda criminal de los Pelusos y disidencias de las FARC.

“Se ha desatado una guerra sin cuartel entre grupos irregulares armados, que tiene como prisioneros a la población civil, campesinos pobres que no han conocido al Estado colombiano durante décadas y que están expuestos a abusos gravísimos”, dijo el director de HRW, José Miguel Vivanco, al presentar a la prensa el informe “La guerra en El Catatumbo”.

Vivanco aseguró que los habitantes de la zona, entre los que hay al menos 25.000 venezolanos que huyen de la crisis política y humanitaria en su país, enfrentan el riesgo de asesinatos, desaparición forzada, violencia sexual, reclutamiento de menores, minas antipersonales, desplazamiento y secuestros.

El director reveló que niños venezolanos se dedican a recolectar hoja de coca, la materia prima de la cocaína, mientras mujeres inmigrantes se han visto obligadas a ejercer la prostitución por dos dólares.

Agregó que la respuesta de Colombia en El Catatumbo ha sido hasta ahora militar, con más de 5.600 efectivos y 800 policías, y pidió al gobierno que invierta en ayuda social a través de carreteras, educación, salud y generación de empleo.

Para HRW, la desmovilización de las izquierdistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en 2016 como producto de un acuerdo de paz para poner fin a un conflicto de más de medio siglo dejó un vacío que el Estado no llenó y que fue aprovechado por otros grupos armados ilegales.

“En Colombia y fuera de Colombia es probable que exista la impresión de que con la firma de los acuerdos la situación se ha resuelto y el país está en paz. Señores el país está en guerra en El Catatumbo”, concluyó Vivanco.

Reporte de Luis Jaime Acosta. Editado por Javier Leira

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below