February 8, 2018 / 7:07 PM / 10 months ago

Colombia aumentará controles y seguridad en la frontera con Venezuela

CÚCUTA, Colombia (Reuters) - Colombia intensificará los controles migratorios y reforzará la seguridad en la frontera con Venezuela tras la llegada de cientos de miles de personas que huyen de una crisis económica, pero reiteró el compromiso de ayudar a los ciudadanos del vecino país que ya están en su territorio.

Policías colombianos controlan el paso de una inmensa fila de gente que busca cruzar desde Venezuela a Colombia en el puente internacional Simón Bolívar, en Cúcuta, Colombia 24 enero, 2018. REUTERS/Carlos Garcia Rawlins

El presidente Juan Manuel Santos anunció el jueves en la ciudad limítrofe de Cúcuta que su gobierno dejará de expedir tarjetas de movilidad fronteriza destinadas a facilitar el tránsito de venezolanos en la zona, y que establecerá un sistema único de registro para quienes ya se encuentran en Colombia.

En menos de un año, Colombia expidió 1,3 millones de tarjetas de movilidad fronteriza. Los venezolanos tendrán que ingresar en adelante con su pasaporte.

“Es un problema del que no tenemos precedentes, no hemos tenido experiencia y por eso tenemos que ir aprendiendo. El problema se ha venido agravando, se ha venido creciendo”, dijo Santos.

El mandatario dijo que con el apoyo de Naciones Unidas comenzará a funcionar un centro de atención a migrantes venezolanos para brindarles ayuda humanitaria, y anunció que un total de 3.000 efectivos de la Policía Nacional y las Fuerzas Militares reforzarán la seguridad en la frontera con Venezuela.

Hasta 30.000 venezolanos cruzan a diario la frontera y llegan a ciudades de Colombia como Cúcuta, buscando un alivio a la creciente violencia, la escasez de productos básicos y la hiperinflación que sufre el país petrolero. La mayoría regresa a su país, de acuerdo con las autoridades locales.

Santos visitó Cúcuta, una ciudad de aproximadamente 670.000 residentes, para evaluar una crisis humanitaria que ha obligado a venezolanos desesperados a dormir en las calles o debajo de puentes y hasta a abandonar a sus hijos.

El número de venezolanos que viven en Colombia aumentó un 62 por ciento en el segundo semestre del 2017 a más de 550.000, de acuerdo con la autoridad migratoria local.

La mayoría de los venezolanos carece de visas y cruza a Colombia por la porosa frontera de 2.219 kilómetros aprovechando la falta de controles migratorios.

PRESIÓN MIGRATORIA

Los sistemas de educación y de salud comenzaron a verse desbordados en los últimos meses por la demanda de miles de venezolanos, provocando un deterioro en los servicios sociales destinados a los colombianos más pobres, dijeron fuentes del Gobierno de Bogotá.

“Debemos ser generosos con Venezuela en este momento de dificultad. Venezuela fue muy generosa con Colombia, con millones de colombianos (...) con generosidad estoy seguro de que vamos a poder enfrentar este problema y a salir adelante”, dijo el mandatario en medio de una bodega en donde se almacenan alimentos y otros productos para atender la crisis humanitaria.

Mientras profesionales venezolanos como doctores e ingenieros lograron encontrar trabajo en ciudades como Bogotá o en la industria petrolera de Colombia, la mayoría de los pobres se asentaron en las ciudades fronterizas.

En Cúcuta, capital del departamento de Norte de Santander, algunos piden ayuda en las calles o lavan la ropa en arroyos, mientras otros contrabandean bienes desde Venezuela a bajos precios, golpeando a los comercios locales.

“Desde aquí quiero repetirle al presidente Maduro: estos son los resultados de sus políticas, no es culpa de los colombianos, y es el resultado de su negativa a recibir ayuda humanitaria que se le ha ofrecido en todas las formas, no solo Colombia sino la comunidad internacional”, concluyó Santos.

Algunos venezolanos le pidieron al mandatario no cerrar la frontera y advirtieron que hacerlo aumentaría el drama de miles de sus compatriotas.

“Es bueno que Juan Manuel venga para que se dé cuenta las calamidades que existen en la frontera, porque del lado venezolano nos estamos muriendo de hambre y no se consigue medicina”, dijo Carmen García, de 55 años, del municipio Bolívar en Venezuela.

“Le pido al presidente de Colombia que nos siga recibiendo y que no cierre la frontera porque ayudaría entonces a empeorar la situación de Venezuela”, dijo la mujer que vende en Colombia verduras que trae desde su país.

Escrito por Luis Jaime Acosta; Editado por Javier López de Lerida y Pablo Garibian.

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below