September 12, 2019 / 8:43 PM / 3 months ago

Washington y Pekín allanan camino para negociaciones comerciales; China compra soja a EEUU

PEKÍN/WASHINGTON (Reuters) - Estados Unidos recibió el jueves con beneplácito las renovadas compras de sus productos agrícolas por parte de China, aunque mantuvo la amenaza de aumentar los aranceles en momentos en que las dos mayores economías del mundo preparan negociaciones que apuntan a romper el estancamiento en su guerra comercial.

Imagen de archivo de banderas de China y Estados Unidos ondean cerca de el malecón en Shanghái, antes de que negociadores comerciales estadounidenses se reúnan con sus pares chinos, para conversaciones en Shanghái, China. 30 de julio, 2019. REUTERS/Aly Song

A última hora del día, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo incluso a periodistas que podría considerar un acuerdo comercial provisorio con China, pero aseguró que preferiría alcanzar un pacto más amplio.

Funcionarios de menor rango de ambos países se reunirán dentro de días en Washington antes del encuentro de los máximos negociadores comerciales a inicios de octubre, buscando aliviar la disputa que por más de un año ha golpeado a los mercados financieros y generado temores sobre una recesión mundial.

El último encuentro cara a cara de los máximos negociadores se produjo en China en julio.

El Fondo Monetario Internacional pronosticó el jueves que los aranceles impuestos por Estados Unidos y China podrían bajar el nivel de la producción económica global en un 0,8% en 2020 y generar pérdidas adicionales en años futuros.

Las acciones mundiales subieron después de que ambos países realizaron concesiones antes de los encuentros. El jueves, los importadores chinos compraron al menos 10 cargos, o 600.000 toneladas, de soja para embarque en octubre-diciembre, las adquisiciones más significativas del país desde al menos junio, dijeron operadores con conocimiento del acuerdo.

Eso se produjo después de que Trump retrasara el miércoles en dos semanas un incremento en los aranceles sobre productos chinos y de que Pekín eximiera de gravámenes a algunos medicamentos y otros bienes estadounidenses.

Aunque celebró la apertura china, el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, buscó calmar el optimismo en los mercados de los gestos podrían llevar a un acuerdo comercial. El funcionario dijo a CNBC que Trump está dispuesto a mantener o subir los aranceles y que Pekín ha pedido concesiones más allá de remover las tarifas.

El Wall Street Journal reportó que China buscaba reducir el alcance de las negociaciones a temas comerciales y excluir materias de seguridad nacional.

Las compras de soja hicieron subir los precios del referencial de la materia primas, de la que China es el mayor comprador mundial. Fueron las mayores adquisiciones de importadores privados chinos desde que Pekín elevó los aranceles sobre la semilla de la oleaginosa en 25% en julio del 2018 en represalia a los gravámenes a sus bienes.

Las tarifas fueron aumentadas en un 5% este mes.

Los agricultores estadounidenses, componente central de la base política de Trump, han estado entre los más golpeados por la batalla arancelaria que comenzó hace más de un año y que ha escalado en las últimas semanas.

Reporte de Stella Qiu, Ben Blanchard, Michael Martina y and Dominique Patton en Pekín, y Chris Prentice y Andrea Shalal en Washington, Editado en Español por Manuel Farías

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below