June 5, 2019 / 4:46 PM / 10 days ago

México y EEUU extienden al jueves conversaciones por migración, aranceles

WASHINGTON/CIUDAD DE MÉXICO (Reuters) - Funcionarios mexicanos y estadounidenses retomarán el jueves sus conversaciones en Washington para evitar que Estados Unidos imponga aranceles a los productos provenientes de México, un desacuerdo que el canciller mexicano reconoció “no está fácil” de superar.

El secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, sostiene una conferencia de prensa en la embajada mexicana luego de una reunión sobre aranceles en la Casa Blanca en Washington, Estados Unidos. 5 de junio, 2019. REUTERS/Kevin Lamarque

Sin embargo, tras un par de horas de pláticas entre la delegación mexicana, encabezada por el secretario de Relaciones Exteriores Marcelo Ebrard, y la estadounidense, liderada por el vicepresidente Mike Pence, el funcionario de la segunda mayor economía latinoamericana dijo sentirse optimista de alcanzar un entendimiento.

Minutos antes, desde Irlanda, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, insistió en que si no se llega a un acuerdo los aranceles entrarán en vigor el lunes.

“Las discusiones sobre inmigración en la Casa Blanca con representantes de México han terminado por el día. Se está progresando, pero no lo suficiente”, escribió Trump en Twitter.

“Las conversaciones con México se reanudarán mañana (...) si no hay un acuerdo, los aranceles de 5% entrarán en vigor el lunes con aumentos mensuales como está programado”, agregó.

Frustrado por la falta de progreso en una de sus promesas durante la campaña electoral de 2016, Trump le exigió a México la semana pasada que asuma una línea más dura contra la inmigración ilegal o enfrente aranceles del 5% en todas sus exportaciones a su vecino del norte, los que aumentarán hasta 25% a fines de año.

Si las tarifas se materializan, Estados Unidos estaría en una seria disputa con dos de sus tres principales socios comerciales. Las relaciones de Estados Unidos con China han empeorado en el último mes luego que Washington y Pekín impusieran aranceles adicionales a sus respectivos envíos.

México ha dicho que no busca una guerra con su mayor socio comercial -que, según analistas, llevaría al país latinoamericano a una recesión- pero está analizando una lista oficial de productos estadounidenses que podrían estar sujetos a aranceles de represalia si las amenazas de Trump se concretan, dijeron funcionarios en Ciudad de México.

La medida estaría dirigida a golpear la base electoral de Trump, quien anunciará próximamente su candidatura para las elecciones de noviembre de 2020. Sin embargo, las fuentes precisaron que las tarifas no incluirían al maíz, uno de los productos agrícolas estadounidenses más rentables.

“No se desecharon las posturas de ambas partes. Lo importante es que hay voluntad de acercamiento”, dijo Ebrard en rueda de prensa desde la embajada mexicana en Washington.

“Si se llega a dar esa circunstancia (imposición de aranceles) vamos a seguir dialogando sobre ese y otros temas”, agregó. “Pero nos gustaría evitar el impacto de las tarifas en ambos países”.

RESISTENCIA EN CASA

Trump ha enfrentado una resistencia significativa dentro de su propio Partido Republicano por las tarifas y muchos legisladores están preocupados por el posible impacto al comercio transfronterizo, a las empresas y a consumidores estadounidenses.

Chuck Grassley, presidente republicano del Comité de Finanzas del Senado estadounidense, vaticinó que Estados Unidos y México firmarían un acuerdo para evitar los aranceles tan pronto como el jueves por la noche.

Grassley representa al estado de Iowa, que exporta carne de cerdo y otros productos agrícolas a México y podría verse afectado por represalias mexicanas en una disputa comercial prolongada.

Durante la campaña que lo llevó a la presidencia de Estados Unidos en enero de 2017, Trump cautivó a sus votantes con una retórica contra los migrantes mexicanos y centroamericanos.

Algunos republicanos le han dicho a la Casa Blanca que no cuente con el mismo nivel de apoyo dentro del partido que recibió a principios de año, cuando Trump declaró una emergencia nacional para desviar fondos y construir un muro en la frontera con México.

Los aranceles propuestos también han sido criticados por la Cámara de Comercio de Estados Unidos y grupos industriales debido a las preocupaciones sobre el aumento de los costos para las empresas estadounidenses y los consumidores de productos mexicanos importados, desde automóviles y autopartes hasta cerveza y fruta, pasando por aparatos eléctricos.

MIGRACIÓN AL ALZA

En mayo, el número de personas detenidas en la frontera México-Estados Unidos alcanzó su máximo mensual en más de una década. Las autoridades estadounidenses han dicho que están abrumadas no tanto por el número de migrantes, sino por un cambio en el tipo de persona que llega a la frontera.

Un número cada vez mayor de familias centroamericanas y menores no acompañados que buscan asilo después de huir de la violencia y pobreza en casa se han entregado a los agentes fronterizos de Estados Unidos, que durante mucho tiempo han estado preparados para atrapar principalmente a mexicanos adultos solteros que intentan cruzar clandestinamente.

México ha dicho que la imposición de aranceles sería devastadora para su economía y que se le complicaría contener el flujo migratorio por el impacto económico que tendrían.

“Ambas partes reconocemos que la situación actual no puede seguir como está. Los flujos (migratorios) están creciendo demasiado”, dijo Ebrard, el canciller mexicano. “(Pero) hay que tomar medidas no sólo en lo inmediato y no sólo punitivas para que esto tenga una solución posible”.

El gobierno de López Obrador ha insistido en que la solución a la migración es el desarrollo de El Salvador, Guatemala y Honduras, así como el sur de México. De hecho, ha propuesto que los fondos destinados a la Iniciativa Mérida sean reorientados al impulso del desarrollo en el sur.

La posición negociadora de México sigue siendo la de no aceptar el estatus de “tercer país seguro”, que requeriría que los solicitantes de asilo centroamericanos busquen refugio en el país latinoamericano en lugar de Estados Unidos, dijeron a Reuters fuentes del gobierno mexicano.

Desde que Trump anunció las medidas, el peso y la bolsa mexicanas han sufrido el embate y, según un sondeo de Reuters, la economía local probablemente entrará en recesión este año si el mandatario estadounidense cumple con su amenaza.

Escrito por Diego Oré; Reporte adicional de Richard Cowan, Roberta Rampton y Susan Cornwell en Washington; Noé Torres, Ana Isabel Martínez, Miguel Ángel Gutiérrez, Lizbeth Díaz, Anthony Esposito, Frank Jack Daniel y Dave Graham en Ciudad de México; y Steve Holland en Londres

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below