November 23, 2018 / 2:33 PM / 22 days ago

WIDER IMAGE-Surcoreanos se encierran para escapar de la cárcel de la vida diaria

HONGCHEON, Corea del Sur (Reuters) - Para la mayoría de las personas, la cárcel es un lugar del cual escapar. Sin embargo, para los surcoreanos que necesitan un descanso frente a las exigencias de la vida cotidiana, el escape es un día en una cárcel falsa.

Park Hye-ri (a la izquierda en la imagen) posa para un autoretrato antes de ingresar a una prisión simulada en Hongcheon, Corea del Sur, nov 10, 2018. REUTERS/Kim Hong-Ji

“Esta cárcel me da una sensación de libertad”, dijo Park Hye-ri, una oficinista de 28 años que pagó 90 dólares para pasar 24 horas encerrada en una prisión simulada.

Desde 2013, la instalación “La cárcel dentro de mí” en el noreste de Hongcheon ha recibido a más de 2.000 reclusos, muchos de ellos oficinistas estresados y estudiantes que buscan un respiro frente a la exigente cultura laboral y académica de Corea del Sur.

“Estaba demasiado ocupada”, dijo Park mientras se sentaba en una celda de 5 metros cuadrados. “No debería estar aquí ahora mismo, dado el trabajo que tengo que hacer. Pero decidí hacer una pausa y mirarme a mí misma para tener una vida mejor”.

Las reglas de la prisión son estrictas. No se puede hablar con otros internos. No hay teléfonos móviles ni relojes.

Los clientes reciben un uniforme carcelario azul, una esterilla de yoga, un juego de té, un lápiz y un cuaderno. Duermen en el suelo. Hay un pequeño baño dentro de la habitación, pero no hay espejo.

El menú incluye batata al vapor y batido de plátano para la cena, y gachas de arroz para el desayuno.

La cofundadora Noh Ji-Hyang dijo que la prisión simulada fue inspirada por su esposo, un fiscal que a menudo trabajaba 100 horas a la semana.

“Dijo que preferiría pasar una semana en régimen de aislamiento para descansar y sentirse mejor. Ese fue el comienzo”, aseguró.

La desaceleración de la economía surcoreana ha intensificado la alta competitividad del entorno laboral y escolar, algo que según los expertos se suma a una gran incidencia del estrés y los suicidios.

En promedio, los surcoreanos trabajaron 2.024 horas en 2017, ocupando el tercer puesto después de México y Costa Rica en una encuesta a 36 países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Para ayudar a que las personas trabajen menos y ganen más, el gobierno ha aumentado el salario mínimo y ha reducido el límite legal en las horas de trabajo de 68 a 52 por semana. Pero estas políticas podrían fracasar y poner en riesgo más empleos de los que crean, dijeron economistas.

Noh dijo que algunos clientes dudan sobre si pasar 24 ó 48 horas en una celda de la prisión, hasta que lo prueban.

“Tras una estancia en la prisión, la gente dice: ‘Esto no es una cárcel, la verdadera cárcel es a la que volvemos’”, afirmó.

Para ver el ensayo fotográfico: reut.rs/2qZ4D1a

Editado en español por Carlos Serrano

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below