November 14, 2018 / 7:29 PM / 25 days ago

Presidente electo de Brasil nombra a admirador de Trump como máximo diplomático

El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, durante una reunión con futuros gobernadores en Brasilia, Brasil, Noviembre 14, 2018. REUTERS/Adriano Machado

BRASILIA (Reuters) - El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, nombró el miércoles a un admirador del nacionalismo conservador del mandatario estadounidense, Donald Trump, como su principal diplomático, en momentos en que aumentan las tensiones con el Gobierno cubano por un programa de asistencia médica.

El diplomático elegido por Bolsonaro, Ernesto Araujo, subraya el fuerte giro de Brasil hacia la derecha y la reversión de casi una década y media de diplomacia bajo los gobiernos izquierdistas del Partido de los Trabajadores que se centraron en uniones con aliados y socios ideológicos como La Habana.

“La política exterior de Brasil debe ser parte de este momento de regeneración que vive el país”, escribió Bolsonaro, un admirador de Trump de larga data, en Twitter.

Araujo, un diplomático de carrera, es actualmente jefe del departamento para Estados Unidos y Canadá del Ministerio de Relaciones Exteriores. El año pasado, captó la atención con un artículo que afirmaba que Brasil tiene la oportunidad de recuperar su “alma occidental” al adoptar el nacionalismo de Trump y perseguir sus propios intereses en lugar de estar atado a bloques de países.

El artículo, titulado “Trump y el Occidente”, llamó la atención de Bolsonaro, quien promovió al diplomático de 51 años para que dirija a Itamaraty, como se conoce al Ministerio de Relaciones Exteriores.

En otra señal de la nueva dirección de la política exterior brasileña, el capitán en retiro del Ejército anunció que otorgaría asilo a cualquier ciudadano cubano que lo solicite. Eso ocurrió después de que Cuba dijo que retiraría a miles de sus médicos de Brasil después de que Bolsonaro cuestionara su capacitación y exigiera cambios en sus contratos.

Bolsonaro mantuvo sus críticas al programa que llevó a 14.000 médicos cubanos a ejercer en zonas pobres y remotas de Brasil, criticando unos términos que describió como “trabajo esclavo” bajo los cuales el Gobierno cubano se queda con el 75 por ciento de sus salarios.

Bolsonaro también ha insistido en que Cuba permita que las familias de los médicos puedan unirse a ellos en Brasil para que el programa continúe.

“Desafortunadamente, Cuba no aceptó”, dijo Bolsonaro en un mensaje de Twitter que anunciaba el fin del programa después de que el Ministerio de Salud de Cuba dijo que retiraría a sus médicos de Brasil debido a sus críticas.

Reporte de Mateus Maia; Editado en español por Silene Ramírez y Carlos Aliaga

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below