May 9, 2019 / 8:06 PM / 15 days ago

Cubanos están decepcionados tras suspensión de visados de Canadá en La Habana

LA HABANA, 9 mayo (Reuters) - Los cubanos amanecieron decepcionados el jueves luego de que la embajada de Canadá en La Habana dejara de procesar las solicitudes de visas por falta de personal, tras los incidentes de salud que han reportado diplomáticos canadienses y estadounidenses en la isla.

Canadá anunció el miércoles la suspensión de los servicios para obtener visas de residentes temporales, entrevistas de residentes permanentes, permisos de trabajo y estudio después de reducir en enero la plantilla de su personal en Cuba.

Estados Unidos había recortado su personal antes y dejó de procesar los visados en su sede diplomática en 2017, indicando que los cubanos deberían viajar a terceros países para obtenerlas, una medida que ha generado gastos y problemas adicionales.

Canadá dijo en un comunicado que los cubanos podían pedir las visas en una de sus embajadas en un tercer país o vía internet, aunque no estaba claro si siempre tenían que recogerlas en el extranjero. El Ministerio de Relaciones Exteriores de Canadá no respondió de inmediato a un comentario.

“Es terrible. Me perjudica muchísimo tener que ir a otro país para intentar visitar a mi hermana en Canadá”, dijo Rossana Real, de 52 años. Su hermana emigró hace más de una década.

Diplomáticos canadienses y estadounidenses radicados en La Habana comenzaron a quejarse de mareos, dolores de cabeza y náuseas inexplicables hasta el momento en la primavera boreal de 2017. Cuba ha negado cualquier participación, mientras las causas de las misteriosas enfermedades no han sido determinadas.

El gobierno cubano ha dicho que no hay evidencia sobre los incidentes acústicos, mientras que políticos anticastristas en Estados Unidos han manipulado el tema para dañar las relaciones formales entre las dos naciones.

“Nunca ha habido problemas con Canadá. Esto me ha sorprendido”, señaló Real.

Ottawa es uno de los socios económicos más importantes de Cuba. Más de un millón de canadienses viajaron a la isla en 2018. Si bien las relaciones con Europa mejoran, se han desplomado con Estados Unidos y los antiguos aliados latinoamericanos como Brasil.

Viajar ahora a Canadá también se ha convertido en una odisea. “Quisiera ir a ver a mi hija y su esposo enfermo, pero no puedo hacer nada. Sí no voy directo a Canadá, no iré”, dijo Hilda Pereira, de 80 años, sorprendida al llegar a la embajada canadiense cerrada, anunciando los cambios en sus servicios.

Reporte de Nelson Acosta y Sarah Marsh. Reporte adicional de David Ljunggren en Ottawa, Editado por Juana Casas; REUTERS NAB JIC/

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below