May 24, 2017 / 9:10 PM / 2 years ago

Informe critica operación estadounidense contra la droga en Honduras

Los buses militares transportan a los pandilleros a prisiones de mayor seguridad en un intento por frenar la extorsión, los asesinatos y las trata de drogas en Tegucigalpa, Honduras. 16 de mayo 2017. Una operación conjunta entre Estados Unidos y Honduras, que provocó varios tiroteos mortales en el país centroamericano en 2012, estuvo mal coordinada, según una revisión interna publicada el miércoles. REUTERS/Jorge Cabrera

WASHINGTON, 24 mayo (Reuters) - Una operación conjunta entre Estados Unidos y Honduras, que provocó varios tiroteos mortales en el país centroamericano en 2012, estuvo mal coordinada, según una revisión interna publicada el miércoles.

El documento consideró tres incidentes fatales de la Operación Anvil, un programa piloto de 90 días pensado para frenar los vuelos con drogas desde Sudamérica a Honduras.

Ni los agentes de la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos (DEA) ni la policía táctica hondureña involucrada en la operación comprendían claramente “cómo sus compañeros responderían a una amenaza inminente de muerte o lesiones físicas graves”, según el informe.

La revisión de los inspectores generales del Departamento de Justicia y de Estado también encontró que la DEA no había “garantizado que existían los mecanismos apropiados para responder adecuadamente a tiroteos”. Como resultado, a veces la policía en el terreno quedaba en situaciones tácticamente peligrosas.

En un incidente, una pequeña embarcación que transportaba a un agente estadounidense y a dos policías hondureños perdió potencia mientras viajaba por un río durante la noche con una carga de cocaína que habían incautado.

Cuando un barco algo más grande con una docena de pasajeros se les acercó en la oscuridad, abrieron fuego pensando que estaban bajo ataque. Enviaron un mensaje de radio a un helicóptero hondureño y ordenaron abrir fuego contra el barco, según el informe.

El inspector general del Departamento de Justicia llegó a la conclusión de que las imágenes de video del incidente no apoyaban la afirmación de la DEA de que el barco de la policía había respondido a fuego de esa nave, que según algunas versiones era un transporte de pasajeros.

Un fiscal especial hondureño halló que cuatro personas murieron en el incidente, según el informe. Funcionarios estadounidenses y hondureños trataron más tarde de compensar a las víctimas del incidente.

Por David Alexander; Editado en español por Javier López de Lérida

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below