August 10, 2008 / 12:05 AM / 12 years ago

Lustrabotas bolivianos depositan sus esperanzas en Morales

Por Simon Gardner

Lustrabotas bolivianos se sientan en una acera en La Paz, 8 ago 2008. El pasamontañas de lana que usa a toda hora lo protege del frío, apenas deja ver sus ojos oscuros, pero principalmente oculta la identidad de Abel Alvarez, un lustrabotas de 22 años que hace votos por una victoria del presidente de Bolivia, Evo Morales, en un referendo del domingo. Pobre en el país más pobre de Sudamérica, Alvarez y sus compañeros de oficio (en la foto), algunos de apenas siete años, son parte inseparable de las calles de La Paz, bastión electoral del mandatario, donde se quejan de que son discriminados como 'intocables'. Photo by David Mercado/Reuters

LA PAZ (Reuters) - El pasamontañas de lana que usa a toda hora lo protege del frío, apenas deja ver sus ojos oscuros, pero principalmente oculta la identidad de Abel Alvarez, un lustrabotas de 22 años que hace votos por una victoria del presidente de Bolivia, Evo Morales, en un referendo del domingo.

Pobre en el país más pobre de Sudamérica, Alvarez y sus compañeros de oficio, algunos de apenas siete años, son parte inseparable de las calles de La Paz, bastión electoral del mandatario, donde se quejan de que son discriminados como “intocables.”

Usan los gorros pasamontañas para que sus compañeros de escuela, o de universidad, no los reconozcan mientras ganan entre 35 y 50 bolivianos (5-7 dólares) en un buen día de esfuerzo sacando brillo a los calzados.

Este es uno de los trabajos peor remunerados en un país en el que aproximadamente el 60 por ciento de los diez millones de habitantes es pobre.

Pero afirman que el hecho de que Bolivia tenga por primera vez en Morales un presidente indígena, además cocalero de humilde origen, ha contribuido a que disminuya la discriminación que sufren en las calles, y por eso dicen identificarse con sus reformas socialistas.

“(Morales) es de nuestro color, nuestra raza,” dijo Alvarez. Está haciendo buenas cosas, nacionalizando hidrocarburos, dando bonos (a niños y ancianos), cero analfabetización,” explicó.

“Ahora somos dueños de nuestra propia patria y recursos,” agregó con aire de orgullo el joven que lustra calzados desde que tenía ocho años y sueña con ser abogado.

Encuestas anticipan que Morales ganará el referendo revocatorio de mandatos, al que se someterán también prefectos regionales opositores que han bloqueado las reformas socialistas con movimientos de autonomía.

Morales desató la ira de los prefectos cuando destinó parte de las ganancias de la nacionalizada industria petrolera al pago de un bono anual de 200 bolivianos (28,50 dólares) a escolares de hasta octavo grado.

Independientemente de ese programa, una fundación privada desarrolla un ambicioso plan con los “chicos de la calle.”

La fundación está dirigida por Isabel Oroza en un barrio de clase media de La Paz, hasta donde pueden ir los menores sin techo a pasar clases y que se financia con un restaurante que funciona en el mismo lugar.

Edita también un periódico, “Hormigón Armado,” con contribuciones de los jóvenes, quienes lo venden en las calles, inspirado en el Big Issue que venden los sin techo en calles de Londres.

“Aquí el enfoque es que tengan trabajo digno, pero a cambio tienen que venir a esta casa para hacer clases y desarrollarse,” dijo Oroza.

Relató que echó a 20 jóvenes de la fundación este año porque no asistían a clases y sólo iban a buscar los periódicos para venderlos. Algunos consumían inhalantes.

“Esto está bueno, acá puedo sacarme esta máscara y pasarla bien con mis amigos, estudiar,” dijo Babas, de 21 años, sentado en el patio de la fundación, donde los lustrabotas se reúnen todos los sábados a tomar té antes ir a jugar fútbol

Babas está estudiando para ser guía turístico y oculta su nombre verdadero porque no quiere que sus compañeros de clase lo insulten por sus raíces indígenas y su pobreza.

“Saliendo de aquí, hay que ponerse de vuelta (el pasamontañas), dijo. “Pero las cosas están mejorando gracias a Evo,” apuntó.

Editado en español por Gabriela Donoso

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below