September 25, 2009 / 12:04 AM / 10 years ago

EEUU, blanco común de golpistas y zelayistas en Honduras

Por Esteban Israel

Una partidaria del presidente de facto de Honduras, Roberto Micheletti, sostiene una pancarta en frente a la oficina de Naciones Unidas en Tegucigalpa, 24 sep 2009. Partidarios y detractores del depuesto presidente hondureño Manuel Zelaya encontraron el jueves un frente común: Estados Unidos, al que ambos acusan de haberlos traicionado o de no tener una postura clara. REUTERS/Henry Romero

TEGUCIGALPA (Reuters) - Partidarios y detractores del depuesto presidente hondureño Manuel Zelaya encontraron el jueves un frente común: Estados Unidos, al que ambos acusan de haberlos traicionado o de no tener una postura clara.

Miles de simpatizantes del golpe de Estado desfilaron el jueves ante la embajada de Estados Unidos en Tegucigalpa para pedir a Washington que tome cartas en el asunto, luego de que Zelaya regresó el lunes clandestinamente al país y se refugió en la embajada de Brasil, atizando la peor crisis política de Honduras en décadas.

“Nos sentimos traicionados. Hemos sido aislados por Estados Unidos”, dijo Fernando Pineda, un empresario inmobiliario de 49 años que simpatiza con el Gobierno de facto.

Estados Unidos es el principal socio comercial de Honduras y su influencia política en el país es enorme.

Washington fue blanco de críticas por su intervencionismo en Cetroamérica durante décadas, pero ahora muchas voces le reclaman el no involucrarse directamente en esta crisis.

La administración del presidente estadounidense, Barack Obama, exige la restitución de Zelaya, pero hasta ahora ha evitado calificar su derrocamiento como un golpe de Estado.

Washington llamó al diálogo tras el retorno el lunes de Zelaya, que fue sacado el 28 de junio de la cama a punta de pistola y expulsado de Honduras.

Estados Unidos cortó en julio su ayuda económica a Honduras, una de las naciones más pobres de América Latina. También canceló las visas al presidente de facto Roberto Micheletti, funcionarios de su Gobierno y empresarios que apoyaron el golpe.

Yadira Reyes, un ama da casa de 32 años que marchó el jueves delante de la embajada de Estados Unidos, dijo que por todo eso llevaba un cartel que decía: “USA y Brasil: En Honduras no queremos ser Venezuela”.

“Sentíamos que Estados Unidos era un amigo, pero resulta que nos abandonó”, dijo la mujer. “Estamos manifestándonos para que Obama nos escuche”, agregó.

Y su mensaje era bastante claro: “Fuera Mel”, gritaban los manifestantes, vestidos de blanco, al desfilar ante la embajada de Estados Unidos, un búnker de gruesos muros color arena con alambre de púas.

“Este país es muy afín a Estados Unidos (...), la gente no entiende cómo si Zelaya estaba violentando la Constitución, el Gobierno de Obama quiere obligar a que se le ponga de vuelta (en el poder) violando nuestra Constitución”, dijo Adolfo Facussé, presidente de la Asociación Nacional de Industrias.

Los partidarios del golpe dicen que un referéndum que habría despejado el camino de Zelaya a la reelección era anticonstitucional.

El líder empresarial Facussé tuvo, por ejemplo, que dar media vuelta este mes al llegar al aeropuerto de Miami y enterarse que Estados Unidos le había cancelado su visa.

MAS QUEJAS DEL OTRO BANDO

Pero también los partidarios de Zelaya lamentaron el jueves que Washington no haya hecho lo suficiente por restituirlo en el poder.

“Estados Unidos ha tomado algunas acciones positivas, pero hay que pasar de las declaraciones a las acciones”, dijo Rafael Alegría, uno de los líderes del Frente de Resistencia contra el Golpe.

“Se necesita más presión. Por ejemplo la cancelación del CAFTA (Acuerdo de Libre Comercio de América Central, por sus siglas en inglés)”, añadió.

Tratar de mantenerse al margen de la crisis podría terminar costándole caro a la administración de Obama, dijo Michael Schifter, del Inter-American Dialogue en Washington.

“La administración Obama claramente quiere que este problema se termine por sí sólo, sin gastar capital político ni alienar a otros gobiernos de América Latina, ni a los republicanos que son muy críticos del apoyo de Obama a Zelaya”, dijo.

“Para la administración Obama, la mayor preocupación es mantener la paz social en Honduras”, añadió el analista.

Reporte de Esteban Israel; Editado por Ricardo Figueroa

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below