October 22, 2009 / 2:51 AM / 10 years ago

Gobierno de facto Honduras toma distancia en diálogo

Por Inés Guzmán y Adriana Barrera

Partidarios del depuesto mandatario hondureño Manuel Zelaya durante una marcha a su favor realizada en Tegucigalpa, oct 20 2009. El regreso al poder del depuesto mandatario de Honduras, Manuel Zelaya, parece casi una misión imposible, con las negociaciones para superar la crisis política trabadas mientras que sigue corriendo el reloj para las controvertidas elecciones presidenciales de noviembre. REUTERS/Oswaldo Rivas

TEGUCIGALPA (Reuters) - El Gobierno de facto de Honduras dijo el miércoles que las negociaciones con sus rivales para superar la crisis política, que llevan semanas sin frutos, se alejaron de un acuerdo base que tiene como punto central la restitución del depuesto presidente Manuel Zelaya.

Negociadores de Zelaya y del presidente de facto, Roberto Micheletti, han pasado horas en la mesa y llegado a consensos en algunos puntos, pero no han logrado un acuerdo porque no cierran filas sobre la vuelta del derrocado líder al poder.

Y ese es el punto principal del pacto que se ha tomado como base para las negociaciones, el frustrado Acuerdo de San José promovido por el presidente costarricense, Oscar Arias.

“Cabe señalar que ambas partes han presentado propuestas que están fuera de los márgenes del Acuerdo de San José”, dijo el Gobierno de facto en un comunicado.

“Ambas partes están de acuerdo en que ese documento sirve de base para las pláticas que hoy sostenemos, pero que la solución de esa crisis será ‘Hecha en Honduras’”, agregó.

Zelaya, un empresario ganadero de 57 años, fue sacado del poder a punta de pistola el 28 de junio y expulsado a Costa Rica por supuestamente haber violado la Constitución con sus planes de un referéndum para abrir camino a la reelección.

Después de meses de infructuosas negociaciones en el exilio para regresar al poder, Zelaya volvió furtivamente a Honduras hace un mes y desde entonces está refugiado en la embajada de Brasil, que permanece rodeada por militares y policías con órdenes de arrestarlo si sale de la sede diplomática.

Víctor Meza, que encabeza la comisión negociadora de Zelaya, desmintió tajantemente a Reuters que ellos hayan presentado propuestas que se alejan del Acuerdo de San José.

“No es cierto, no es cierto. Nosotros nos estamos ateniendo al espíritu de San José. En ningún momento hemos hecho una propuesta que no esté relacionada con el Acuerdo de San José”, dijo Meza.

Las negociaciones fueron retomadas semanas atrás, pero algunos observadores y opositores creen que Micheletti alarga el diálogo para ganar tiempo con la mira en los comicios del 29 de noviembre, con los que espera dar una vuelta de página a la crisis política y que todo vuelva a la normalidad.

“Nosotros obviamente creemos que eso (la vuelta de Zelaya) no es factible, nosotros partimos que tuvieron violaciones a la ley”, sostuvo uno de los representantes de Micheletti en la mesa de diálogo, Arturo Corrales.

Mientras que negociadores de Zelaya han dicho que están a la espera de una propuesta “seria” para resolver el punto en conflicto, el Gobierno de facto dijo que no ha tenido contacto con sus contrapartes en 48 horas y que también aguardan a su vez un nuevo plan de ellos.

Zelaya criticó lo que consideró como “tácticas dilatorias” del Gobierno de Micheletti.

“Yo nunca he conocido ni en las guerras más hostiles que una parte del diálogo tenga todos los privilegios, todas las ventajas (...) y que la otra contraparte que eligió el pueblo legítimamente esté totaltmente reprimida”, dijo Zelaya a una radio local.

Mientras, la policía hondureña dijo que encontró dos granadas con dispositivos para hacerlas explotar en un concurrido centro comercial cercano al hotel donde se reúnen las delegaciones y que hizo explotar uno de los dispositivo de manera controlada sin que causara daños, mientras que el otro fue desactivado.

La zona no fue desalojada, constataron testigos de Reuters.

UNA POSICION MAS DURA

Por la mañana, la Organización de Estados Americanos (OEA), que volvió a sentar en la mesa a las partes hace unas semanas, se mostró preocupada por el estancamiento de las negociaciones.

“Una de las partes presentó una propuesta que incluye un tema no incluido en el Acuerdo de San José, que pretende forzar una legitimación de lo ocurrido el 28 de junio”, dijo el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza.

“Esta pretensión hace inviable un buen resultado en el diálogo”, agregó tras presentar un informe sobre la situación de Honduras en una sesión del Consejo Permanente de la OEA en Washington.

Mientras se acercan las elecciones del 29 de noviembre, el Gobierno de facto endurece su postura.

El miércoles por la madrugada hizo sonar a todo volumen frente a la embajada de Brasil música rock y el ruido de campanas de iglesia, según un testigo de Reuters que permanece en la sede diplomática desde el arribo de Zelaya.

El Gobierno de facto criticó a Insulza por sus comentarios y le pidió “mejor juicio y mayor prudencia” y que se mantenga al margen de las negociaciones.

En un comunicado enviado horas más tarde, el Gobierno de facto dijo que el lunes pasado supuestamente un avión carguero venezolano aterrizó en territorio de Honduras con armas y droga.

Como si fuera poco, estableció que los hondureños que quieran manifestarse deberán solicitar permiso a la policía con 24 horas de anticipación para realizar su marcha y aclarar quiénes serán los responsables de la misma, su ruta y horario.

“El problema es que siguen los gestos hostiles y siguen los ruidos nocturnos, y siguen las manifestaciones, y siguen las provocaciones y eso es preocupante”, dijo Insulza en la sesión de la OEA en Washington.

En un gesto de presión al Gobierno de Micheletti, Estados Unidos revocó las visas a hondureños miembros o partidarios de la administración interina, dijo el portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos Charles Luoma-Overstreet.

La comunidad internacional ha condenado el golpe, Honduras fue suspendido de la OEA, además de que Estados Unidos ha recortado ayuda y organismos financieros le han cerrado la llave al crédito.

“La OEA está arriesgando su prestigio en este caso. Considero que las decisiones que la OEA está tomando son las correctas, pero debe fijar tiempos determinados a este proceso de diálogo (...), que no está dando los resultados que la OEA esperaba”, dijo Zelaya.

Posteriormente el miércoles, el Gobierno de facto instó a los representantes de Zelaya a retomar el diálogo, 48 horas después de que la última reunión entre las partes terminara sin acuerdo.

Con reporte adicional de Deborah Charles en Washington y de Edgard Garrido y Gustavo Palencia en Tegucigalpa. Editado por Silene Ramírez

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below