March 15, 2010 / 1:19 AM / 9 years ago

Apagón deja sin luz a Chile dos semanas después de terremoto

Por Antonio de la Jara

Gente espera un autobús durante un corte de energía eléctrica en Viña del Mar, mar 14 2010. REUTERS/Eliseo Fernandez (CHILE)

SANTIAGO (Reuters) - Gran parte de Chile quedó el domingo a oscuras por una falla en un transformador eléctrico, casi dos semanas después del devastador terremoto que causó cientos de muertos.

El apagón, que dejó sin energía a millones de personas desde la norteña zona de Atacama hasta la sureña isla de Chiloé, se produjo cerca de las 20.45 hora local (2345 GMT).

Tres horas después, un 90 por ciento del servicio eléctrico había sido restablecido. Sin embargo, la sureña región de Bío Bío, devastada hace dos semanas por uno de los terremotos más fuertes de los que haya registros, seguía a oscuras.

El Gobierno informó que el corte de luz se debió a una falla en un transformador en una subestación eléctrica clave en el sur del país y aseguró que no fue producto de alguna nueva réplica de las cientos que han ocurrido desde el terremoto del 27 de marzo.

“La luz está progresivamente llegando”, dijo a periodistas el ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter.

“Chile fue objeto de un terremoto que está entre los cinco terremotos más grandes de los que se tiene registro en la historia del mundo. Nuestro sistema eléctrico ha quedado con algunos problemas, entre ellos el que se produjo hoy día”, agregó.

El apagón, el mayor en los últimos años, golpeó temporalmente a la vital producción de cobre al dejar sin energía a varias minas. Chile es el mayor productor de cobre del mundo.

La minera estatal Codelco informó que casi todas sus operaciones volvieron a la normalidad, mientras que la gigantesca mina Escondida, que pertenece a BHP Billiton, no se vio afectada.

En Santiago, el transporte público subterráneo quedó paralizado y los pasajeros debieron ser evacuados de los vagones.

En tanto, las comunicaciones de telefonía móvil quedaron prácticamente interrumpidas en todo el país, al igual que durante el terremoto de febrero.

“Yo iba en el metro cuando se cortó la luz y nos tuvieron a oscuras por 15 minutos en una estación del metro. Cuando todos (en el vagón) empezamos a ocupar los celulares para comunicarnos con nuestros familiares, nos dimos cuenta que los teléfonos no tenían señal y ahí nos entró la desesperación”, dijo Claudia Morales, una empleada doméstica de 32 años.

“Todos comentaban en voz alta (en el vagón) que quizás se había producido otro terremoto, el pánico fue total y luego nos dejaron salir de la estación”, agregó.

La falla se originó en un transformador de 500 kilovatios ubicado en la subestación Charrúa, en la región del Bío Bío, una de las zonas más devastadas por el terremoto.

La subestación, por la que pasan 1.000 megavatios de energía eléctrica, es una parte clave de la columna vertebral del sistema interconectado chileno.

Conductores cargan gasolina en una estación durante un apagón en Santiago, mar 14 2010. REUTERS/Ivan Alvarado (CHILE)

La falla “dejó en un primer momento a una gran extensión de territorio sin abastecimiento eléctrico”, dijo Hinzpeter.

El poderoso sismo de magnitud 8,8 y la serie de tsunamis que golpearon hace dos semanas el centro y sur de Chile, dejaron al menos unos 500 muertos, decenas de desaparecidos, y cientos de miles de desplazados.

El Gobierno estimó el costo de la reconstrucción del país en hasta 30.000 millones de dólares.

Reporte adicional de Fabián Cambero, Felipe Iturrieta, Alonso Soto y Juan José Lagorio; Editado por Magdalena Morales

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below