April 11, 2019 / 3:22 PM / 8 days ago

Mercado laboral estadounidense se ajusta; presión inflacionaria se modera

WASHINGTON (Reuters) - El número de estadounidenses que presentó pedidos de subsidios por desempleo bajó a su menor nivel en 49 años y medio la semana pasada, apuntando a una fortaleza sostenida del mercado laboral que podría moderar las previsiones de una fuerte desaceleración del crecimiento económico.

Imagen de archivo de un aviso de un restaurante en el que se buscan cocineros en Encinitas, California, EEUU. 17 de julio 2017. REUTERS/Mike Blake

Otros datos publicados el jueves mostraron que los precios al productor en Estados Unidos anotaron en marzo su mayor incremento en cinco meses, impulsados por un alza en los costos de la gasolina.

No obstante, una lectura subyacente se mantuvo débil, en la última señal de una moderación de las presiones inflacionarias que fortalecieron la decisión de la Reserva Federal de suspender nuevas alzas de las tasas de interés este año pese a las ajustadas condiciones del mercado laboral.

Las solicitudes iniciales de beneficios estatales por desempleo cedieron en 8.000, a una cifra desestacionalizada de 196.000, en la semana terminada el 6 de abril, un mínimo desde octubre de 1969, según el Departamento del Trabajo. Los pedidos suman ahora cuatro semanas seguidas a la baja. [nLNSBFEF1U]

Economistas encuestados por Reuters habían estimado que los pedidos de beneficios subirían a 211.000 en la última semana. El promedio móvil de cuatro semanas, considerado una medida mejor de las tendencias del mercado laboral, ya que elimina la volatilidad semanal, se redujo en 7.000 la semana pasada, hasta los 207.000, su cota más reducida desde diciembre de 1969.

El mercado laboral es el pilar principal sobre el que se sustenta la economía, que parece haber perdido impulso en el primer trimestre, ante el desvanecimiento del estímulo generado por un paquete de rebajas fiscales de 1,5 billones de dólares, la guerra comercial entre China y Estados Unidos y una reducción de la demanda global que está dañando a las exportaciones.

En un segundo informe conocido el jueves, el Departamento de Trabajo dijo que su índice de precios al productor (IPP) para demanda final avanzó un 0,6 por ciento el mes pasado, su mayor incremento desde octubre y se produjo tras la subida de 0,1 por ciento de febrero. [nZPN4LJZ00]

En los 12 meses hasta marzo, el IPP subió un 2,2 por ciento tras el avance de 1,9 por ciento a febrero. Economistas consultados en un sondeo de Reuters proyectaban que el IPP sumaría un 0,3 por ciento en marzo y un 1,9 por ciento en la comparación interanual.

Una medición subyacente sobre las presiones inflacionarias mayoristas -que excluye alimentos, energía y servicios comerciales- se mantuvo sin cambios el mes pasado tras avanzar un 0,1 por ciento en febrero.

El IPP subyacente se incrementó en 2 por ciento en los 12 meses hasta marzo. Fue el menor ritmo desde agosto de 2017 y se produjo tras el alza de 2,3 por ciento vista en el segundo mes del año.

Datos publicados en la víspera mostraron que los precios al consumidor en Estados Unidos tuvieron en marzo su mayor alza en 14 meses, impulsados por el encarecimiento de la gasolina. Sin embargo, la inflación subyacente seguía siendo tenue por un desplome en el costo de la vestimenta. [nL1N21S0HO]

Editado en español por Carlos Serrano

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below