January 15, 2019 / 1:46 PM / 3 months ago

RESUMEN- Débil dato de precios al productor en EEUU respalda perspectiva de inflación contenida

WASHINGTON (Reuters) - Los precios al productor en Estados Unidos anotaron en diciembre su mayor baja en más de dos años, por una caída de los costos de productos energéticos y de servicios comerciales, lo que se suma a otras señales de una inflación contenida que puede permitir a la Reserva Federal ser paciente con las alzas de tasas.

Foto de archivo. Empleados trabajando dentro de la fábrica de cajas de herramientas de Metal Box International en Franklin Park, Illinois, EEUU. 21 de febrero de 2018. REUTERS/Timothy Aeppel

Otras cifras conocidas el martes sugirieron que la actividad manufacturera se desaceleró aún más en el inicio del año y una medida de confianza empresarial en el estado de Nueva York cayó a un mínimo de más de un año y medio en enero.

El presidente de la Fed, Jerome Powell, dijo la semana pasada que la baja inflación le ofrecía a los responsables del banco central la capacidad de “observar paciente y cuidadosamente” mientras analizan los datos económicos y los mercados financieros en búsqueda de riesgos para el crecimiento.

El organismo ha pronosticado dos incrementos del costo del crédito en 2019.

“Esperamos que la Fed se mantenga firme hasta junio y aumentan las probabilidades de que sea una pausa mayor ante la ausencia en la aceleración de la inflación, el endurecimiento de las condiciones en los mercados financieros y la ralentización de la economía mundial”, dijo Ryan Sweet, economista senior de Moody’s Analytics.

El Departamento del Trabajo dijo que su índice de precios al productor para demanda final (IPP) cayó un 0,2 por ciento el mes pasado tras subir un 0,1 por ciento en noviembre. Fue el primer declive desde febrero del 2017 y la mayor baja desde agosto del 2016.

En los 12 meses a diciembre, el IPP aumentó un 2,5 por ciento, igualando las ganancias de noviembre. Economistas consultados en un sondeo de Reuters proyectaban que el IPP caería un 0,1 por ciento mensual en diciembre y que subiera un 2,5 por ciento interanual.

Los precios mayoristas de la energía se hundieron un 5,4 por ciento en diciembre, con la gasolina bajando un 13,1 por ciento tras caer un 14 por ciento en noviembre. Eso compensó un alza del 2,6 por ciento en los precios mayoristas de los alimentos, que habían aumentado un 1,3 por ciento en noviembre.

Los costos de los servicios descendieron un 0,1 por ciento, presionados por la caída del 0,3 por ciento en el índice de servicios comerciales, me mide los cambios en los márgenes recibidos por mayoristas y minoristas.

Los precios al productor subyacente -que excluyen alimentos, energía y servicios comerciales- se mantuvieron sin cambios el mes pasado, tras incrementarse un 0,3 por ciento en noviembre. En los 12 meses a diciembre, el IPP subyacente avanzó un 2,8 por ciento tras un alza similar el mes previo.

La inflación se mantiene contenida pese a un endurecimiento del mercado laboral que comienza a presionar al alza los salarios.

La medida preferida de la Fed sobre inflación, el índice de precios de los gastos de consumo personal (PCE, por su sigla en inglés), excluyendo alimentos y energía, marcha justo por debajo del objetivo del banco central del 2 por ciento.

Editado en Español por Manuel Farías

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below